Paula martin original

Salamanca en blanco y negro

Paula Martín
Blog de Paula Martín

'90 años tiene... mi amor'

90 años. Si me dicen esto hace unos meses no me lo creo, sinceramente. Hemos estado tan cerca de no llegar a este “cumpleaños”… Pero aquí estamos, un año más, con el sentimiento unionista al blanquinegro vivo.

Unos nos deseaban la desaparición; otros nos animaban en la lucha; otros colaboraban; otros se borraban… Pero aquí seguimos, dando guerra.

 

Muchos partidos nos quedan por jugar, muchos buenos momentos que disfrutar y otros no tan buenos que vivir. No estamos en la misma situación deportiva que al principio, siempre dije que no se puede pronunciar la palabra “ascenso” a la ligera. Bajo mi punto de vista, los objetivos en Segunda B deben ser a corto plazo, sin prisa pero sin pausa. Pero como dice el graffiti que está enfrente de la boutique: “tu ilusión, nuestra vida”.

 

El tiempo en el fútbol, bajo mi punto de vista, pasa muy rápido. No hace tanto estábamos ganando al Barça en el Helmántico y ahora estamos octavos en Segunda División B. Las comparaciones son odiosas, pero aunque suene típico no hay frase más real que: “esto es fútbol”. Un día estás en Primera disfrutando de partidos épicos y otro estás en el pozo de la categoría de bronce. Pero, sinceramente, hoy doy un GRACIAS infinito porque seguimos vivos y  eso es debido a Hidalgo.

 

No debería de darle importancia, pero ya que lo leí no puedo menos que contestar. Hace unos días en un perfil de twitter que unía a Pucela y Oviedo –no hace falta decir más- se reían porque solo contábamos con 5000 socios y porque nos había salvado Hidalgo. En cuanto a lo primero: mejor pocos y buenos, que muchos y malos. No hay verdad más absoluta. Y respecto a lo segundo, no son ellos el mejor ejemplo para hablar ya que el Oviedo ha estado en la misma situación que la UDS y le ha salvado un señor que poco tiene que ver con el club, mientras que Hidalgo algo de relación con la UDS –y con Salamanca-, sí tiene.                                                                                                                            

 

Para hablar así de otros, muy limpio debes estar tú. Al menos ha sido eso lo que siempre me han enseñado.                           

 

Después de leer esto y mucho más, me sentí infinitamente orgullosa del lazo que une al Sporting  de Gijón y a la Unión Deportiva Salamanca y de que mi corazón se tiña de rojiblanco y blanquinegro cada fin de semana.

 

¡¡¡FELICIDADES UNIÓN!!! 90 años y los que nos quedan por cumplir.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: