Rondando original

¿Rodando?

Borja Campillo

Vitor San Pedro Bautista Parte 1

 

Hace ya unos meses estuve rodando el €œCorpus Christi€ en Toledo. Es algo muy espectacular y bonito que recomiendo si tenéis la oportunidad. Las calles se visten de gala, con alfombras y tapices con los blasones de las familias en los balcones, con flores en las puertas de cada casa, con pétalos que la gente tira al paso sereno y tranquilo de la custodia; la ciudad se transforma completamente. Es una procesión muy ceremoniosa, sentida.

He de decir que no cabía un alma más en Toledo.

A pesar de todo, mucha gente estaba más preocupada de que políticos estaban o no, y las indumentarias que llevaban. Siendo la de Toledo una de las custodias más grandes de toda Europa, había multitudes enteras concentradas en escupir improperios a los presentes, en vez de mostrar sus respetos. Lo más curioso es que no eran los turistas ya que estos mostraban un respeto y una admiración pasmosa, aunque no es de extrañar porque la ciudad estaba preciosa, y bueno el respeto y la educación son eso, respeto y educación.

Tuve la suerte de poder rodar siguiendo a la procesión por toda la ciudad(como pude ya que las calles de Toledo no son conocidas por sus anchuras) y vi que afortunadamente mucha gente mostraba sus respetos de manera muy sentida.

Niña

Lo más sorprendente de todo son los niños. Muchas veces no nos damos cuenta que los niños nos dan lecciones muy importantes; muy cerca ya de vuelta a la entrada de la catedral, un señor mayor nos gritó a varias personas de prensa, porque no podía ver bien donde se había colocado, pero cual fue mi sorpresa al escuchar al que debía ser su nieto, un niño que no debía tener más de 8 años, coger de la manga a su abuelo y decirle:

  • No hay que hacer ruido! Que viene Jesús, cógeme la mano.

Hay que escuchar mejor a los niños, de eso no hay duda.

Si bien me parece una celebración preciosa, no vi allí la misma pasión ni el mismo apego en el corazón que tiene la gente en San Esteban del Valle aquí en Ávila cuando salen en procesión.

Santo  Joven con antorcha

Es algo diferente, es algo que se ve en los rostros emocionados de la gente que sale de sus casas a seguir al santo y que sienten, con ojos vidriosos como se cantan las decimas.

Los nervios antes de empezar, la preparación, los caballos, las antorchas y las voces de la gente que envuelven el aire que se respira.

Este año tampoco cabía un alma más. Las calles abarrotadas de gente cantando y llevando ese sentimiento en el corazón.

Una de las partes más impresionantes del Vitor es la carrera de caballos. Es algo impresionante a la par que peligroso. Durante un segundo las voces se silencian. Primero se siente desde el suelo como se acercan y después solo se oyen los caballos al galope cuesta arriba, el chiscar de las herraduras contra el suelo y luego el griterío de la gente que de seguido se vuelve a poner en marcha.

Carrera de Caballos

Cierto es que hace un par de semanas que pasó, pero hoy quiero escribir este pequeño homenaje a €œmi familia adoptiva€ en San Esteban que tanto me quiere y que siempre me acoge con los brazos abiertos. A todos y a cada uno de vosotros gracias.

Esta semana voy a recomendar una película que me encanta de mi infancia.

€œEl Oso€, una película cuyo protagonista es un oso real enfrentándose solo ante el peligro. Una preciosa película que vi cuando tenia como 6 ó 7 años y que desde entonces no recuerdo que se haya producido una película semejante.

La segunda recomendación de la semana es €œBailando con lobos€. Simplemente increíble. Tenia otra recomendación para esta semana pero mientras escribía me he acordado del plano en el que unos caballos salvajes corren al amanecer y bueno€Ś no me he podido resistir.

Sin más pero sin menos se despide un servidor hasta la semana que viene. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: