Antonio ferreras color original

Revolución digital

Antonio Ferreras
En esta década el mundo va a cambiar más que en los doscientos años anteriores

Pokemon Go

Pokemon go onyx 1  detail

Desde el viernes pasado ya está disponible para su descarga para Android, y en breve para iOS. Es la locura mundial, un jueguecito para móvil que ha afectado la economía de un país como Japón. ¿Te lo vas a perder?

Muchos os acordaréis de la fiebre Pokemon, una franquicia de la compañía NINTENDO, que consistía en una colección de bichos luchadores: Sumando las diferentes versiones ha llagado a haber más de 500 pokemon. Fundamentalmente son juegos para consolas portátiles y dibujos animados para televisión. Se trataba de un niño (Ash Ketchum para los amigos) que quería convertirse en entrenador de estos Pokemon, para lo que tenía que ir por el mundo cazándolos y entrenándolos. Su favorito se llamaba Picahu, por si alguno todavía dice que no se acuerda. Pues de eso se trataba, de coleccionar y de luchar, de explorar y progresar en el mundo.

 

 

La fórmula de coleccionar+luchar+progresar se ha repetido posteriormente con bastante éxito en muchos de los juegos (de roll, Clash of Clans), e incluso en torno a esos conceptos se ha creado una ciencia, la Gamificación, bastante en boga hoy en día. ¿Y que ha pasado ahora para que resurja con semejante éxito un juego ya bastante vintage? Pues la tormenta perfecta: una franquicia conocida y añorada por multitud de adolescentes y jóvenes adultos, las capacidades de realidad virtual y posicionamiento, y los modelos económicos de juegos en el móvil, que permiten jugar gratis y enganchar a millones de usuarios. El "invento" actual, es que los jugadores deben ir físicamente a los sitios del mundo real donde encontrarán los diferentes pokemon que tiene que capturar, eso sí buscándolos a través de la cámara del móvil, si no siguen siendo invisibles :)

 

 

Y a partir de ahí la locura. Los de Nintendo han seleccionado muchos sitios donde abundan los Pokemon. El problema es que muchos de ellos son cementerios o iglesias, que se llenan de jóvenes a la caza de bichitos. Colapsos en algunos sitios de Corea del Sur donde acuden miles de jugadores porque el juego les marca que ese es un buen sitio. Restaurante y otros sitios están desesperados porque Nintendo les incluya como sitio donde cazar pokemon. Accidentes de personas despistadas con el móvil que invaden carreteras. Las acciones de Nintendo por las nubes. Las previsiones de la economía de Japón corregidas al alza por el impacto económico de este juego. Y lo que nos queda por ver.. ¡¡Ya tardas en descargártelo!!

 

 

Antonio Ferreras - Telefónica I+D

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: