Antonio ferreras color original

Revolución digital

Antonio Ferreras
En esta década el mundo va a cambiar más que en los doscientos años anteriores

CyanogenMod

Todos los días hay que aprender algo de los teléfonos móviles. Si no es muy probable que te quedes fuera de juego cuando hables de ellos con tus amigos. Hoy toca hablar un poco de los sistemas operativos móviles alternativos ¿merecen la pena?

Los smartphones actuales son pequeños ordenadores de bolsllo. Y como tales utilizan cantidad de programas de ordenador, comunmente llamadas apps, que necesitan un sistema operativo que los soporte. Los más comunes son el iOS de Apple y el Android de Google. Estos tienen un pequeño problema, al ser propietarios del fabricante vienen muy protegidos, con aplicaciones que no siempre respetan la privacidad de los usuarios. Por eso, están surgiendo variantes de sistemas operativos, desarrollados por la comunidad Opensoftware, que son libres de utilizar y con los que podemos sustituir el que nos viene de fábrica. Ya hay fabricantes (especialmente los chinos) que traen estos sistemas operativos alternativos de fábrica. Algunos de ellos son: Cyanogenmod, MIUI o Replicant. Muchos de vosotros seguro que ya habéis oido estas palabras, y es bueno saber de qué se trata.

 

 

 

 

Las ventajas de cambiar el sistema operativo es que nos permiten hacer muchas más cosas que los sistemas operativos originales. La personalización del teléfono, en especial de la apariencia gráfica es mucho mayor. Además se dice que son mucho más eficientes tanto en el uso del procesador como en el de la memoria. Y sobre todo, el respeto de la privacidad es total; no nos engañemos, Google es el Gran Hermano de Internet, utilizamos su buscador de continuo, y las famosas Cookies rastrean cada paso que damos en Internet. Los inconvenientes de cambiar el sistema operativo al teléfono... pues a montones. El principal es que o eres un frikie de la tecnología o te puedes cargar el teléfono. La instalación no es muy complicada pero tiene riesgos; y uno es que probablemente pierdas la garantía del teléfono. Además hay algunos que dicen que con estos nuevos sistemas operativos dura menos la batería...

 

 

 

En resumen, mi consejo es que NO se os ocurra meteros en semejante lío. Los teléfonos funcionan muy bien tal como están y hay muy pocoas cosas UTILES que no se puedan hacer con ellos y sí con sistemas operativos más abiertos. Y lo de la privacidad, pues bueno, es una batalla que tenemos perdida. Si realmente nos importara, pues para empezar no haríamos tres cosas:

 

- No aceptaríamos las cookies cuando visitáramos las páginas de Internet

- No tendriamos cuenta con nuestros datos en Facebook

- No tendríamos una cuenta de correo en gmail

 

Si cumplimos lo anterior, entonces podríamos empezar a considerar cambiar el sistema operativo por uno más seguro con nuestra privacidad

 

Antonio Ferreras - Telefónica I+D

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: