Ebueno 80x111 original

Retratos de mujeres

Ester Bueno

Un estudio americano dice que las mujeres votan influidas por las hormonas

Estupidez sin límite y teorías absurdas

Es curioso que una profesora de universidad elabore un estudio en el que concluya que las hormonas influyen en la decisión del voto de una mujer, dependiendo de su ciclo hormonal, y no sólo de eso sino del tipo de relación que mantenga con su pareja, si está soltera o casada, o si su relación es estable o no demasiado seria.

Kristina Durante, psicóloga social, norteamericana,  ha dedicado, supongo que unos cuantos meses de valioso tiempo a intentar determinar que las hormonas son las que hacen decidirse a una mujer por uno u otro candidato a la hora de emitir su voto. Si circunscribimos esto a las campañas electorales de Estados Unidos, que se estructuran para mayor gloria del espectáculo mediático y público, quizás podamos comprender un poco más el despropósito.

Transcribo literalmente un párrafo de las conclusiones de Durante: "Cuando las mujeres están ovulando, se sienten más sexy y por lo tanto más proclives a actitudes liberales en cuanto al aborto y el matrimonio homosexual. Las mujeres casadas tienen las mismas hormonas disparadas, pero tienden a adoptar actitudes opuestas€. Por eso afirma que cuando los niveles de estrógenos están altos, en época fértil, las solteras votarían por Obama y las casadas por Romney. Vamos, que si tienes altos los estrógenos y no tienes pareja eres de izquierdas y si tienes altos los estrógenos y sí tienes pareja eres de derechas.

Aquí se trata de hacer una reflexión sobre los mitos que aún existen, no sólo en la sociedad estadounidense, sino también en la Europea, sobre la condición femenina, las hormonas y sus ciclos,  los tópicos que aún se alimentan al respecto, y los chistes y chascarrillos que todavía circulan cuando una mujer tiene un mal día o está de pésimo humor. En estos casos yo siempre me pregunto a qué se deberán los mismos síntomas en un varón, porque para esto no suele haber muchas teorías establecidas de forma general.

No hay que tomarse estas afirmaciones como algo frívolo, sino como un elemento del ideario popular que es necesario erradicar. La ideología política o los comportamientos sociales son fruto de la educación, la formación, el bagaje personal, los ámbitos de relaciones sociales y las creencias o valores individuales y de cara a la Comunidad. En ningún caso están interrelacionados con las hormonas, y mucho menos con la condición sexual. Me parece pobrísimo que se trate al cincuenta por ciento de la población como sacos de hormonas sin ningún control y que además se publicite, como es el caso del estudio que he citado, como una curiosidad digna de ser discutida por activa y por pasiva en los medios de comunicación.

!En fin! mucho por hacer€Ś

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: