Ebueno 80x111 original

Retratos de mujeres

Ester Bueno

Nuevas organizaciones al amparo del radicalismo del Gobierno

Leía ayer en El País que un autobús con mensajes contrarios al aborto recorre Madrid al menos desde el martes. Dicen en el periódico que “el vehículo, que muestra impactantes y sangrientas fotografías de supuestos fetos fuera del útero, ha sido fletado por la organización ultraconservadora estadounidense Centro de la Reforma Bioética. Uno de los responsables de esta asociación en España, donde aún es muy incipiente, aseguró ayer miércoles que el autocar tiene los permisos correspondientes a la normativa para autobuses publicitarios para circular por todo Madrid; y que así lo hará durante 14 días”.

 

Por su parte, parece que el Ayuntamiento de la capital no sabe nada del tema, pero la realidad es que  el bus existe y desde luego la fotografía que ilustra la noticia es sumamente impactante. Un feto sanguinolento sobre la palma de la mano de un adulto. Esta iniciativa forma parte de campañas superagresivas que se vienen realizando en países con un acendrado arraigo religioso, especialmente católico, como varios estados de América Latina, pero también en Polonia, donde emparejaron una foto de Adolf Hitler al lado del feto cubierto de sangre.

 

Si entramos en la página en castellano de la organización en cuestión, que se denomina específicamente “Centro de Bioética, persona y familia”, nos encontramos con que la mayoría de su “staf” son personas sorprendentemente jóvenes (lo siento, pero me sigue asombrando que existan chicos y chicas con tan pocos años y con posturas tan excesivamente radicales) y procedentes de grupos de estudiantes o profesorado de la universidad Pontificia Argentina en su mayor parte, de la Pontificia de Chile, y de otras también vinculadas a la religión católica.

 

Los temas que se recogen en sus blogs son también ilustrativos, hablan sobre la vigencia y la moralidad de la, a su juicio, única familia tradicional, excluyendo por supuesto a los homosexuales, familias monoparentales y otras, artículos en los que se mezcla la muerte de bebés con la interrupción voluntaria del embarazo, disertaciones sobre la instrumentalización del embrión humano y la falta de límites en los avances biotecnológicos y consideraciones sobre la licitud de las técnicas empleadas para clonaciones con fines terapéuticos, entre otros. Es decir, un maremágnum de informaciones contradictorias, condenatorias al fuego eterno, y rimbombantes en lo moral, que confunden y conducen al odio.

 

En mi opinión, las declaraciones e intenciones explicitadas por el Ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, sobre su reforma restrictiva de la ley del aborto, da cobijo y ampara a estas nuevas formas de fundamentalismo que son dirigidas única y exclusivamente contra las mujeres. Existe ya de hecho, aparte de la violencia machista en el ámbito familiar,  una violencia derivada de estos movimientos radicalizados y sin duda violentos, también contra las mujeres, y que estallarán bajo el paraguas protector de los mensajes del Gobierno de España.

 

Todas las organizaciones de mujeres estaremos en lucha por nuestras libertades. Porque lo que no sabe Gallardón es que ya no somos mujeres sojuzgadas a la orden de cualquier tipo de dictadura social, ni de una ofensiva antifeminista encubierta en las filas de un Partido Político que permite tener entre sus líderes a individuos como el Ministro de Justicia.

 

Ester Bueno Palacios
Presidenta de la Asociación Josefina Aldecoa

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: