Ebueno 80x111 original

Retratos de mujeres

Ester Bueno

La vida de muchas mujeres puede verse en peligro por las decisiones de Gallardón

Nos enfrentamos a un, aún casi sin estrenar,   “curso político” y lo abrimos nuevamente con las intenciones del Ministro Gallardón de modificar al Ley de Interrupción voluntaria del embarazo y derivarla a una farsa proteccionista, paternalista y absurda, más propia de regímenes totalitarios y de ultraderecha que de un país que forma parte del primer mundo y de una Europa moderna y en general altamente respetuosa con los derechos de las mujeres.

 

Este hombre, que en mi opinión no ha demostrado ningún tipo de sensibilidad hacia los requerimientos de un altísimo número de colectivos y  organizaciones,  parece no querer ver, en su cerril objetivo de marcar una diferencia mediática que le pueda resituar en el ojo del huracán, que las decisiones que tome pueden afectara la vida y a la integridad física de cientos de mujeres que si no pueden llevar adelante su embarazo sin duda se someterán a praxis poco recomendables y que pueden causarles la muerte.

 

No es una exageración, ni un empeño, ni nada parecido. Esta afirmación está hecha en base a cifras de la organización mundial de la salud que señalan que el aborto inseguro es una de las causas más importantes de mortalidad materna el mundo , que 68.000 mujeres mueren anualmente por las complicaciones de un aborto inseguro y que entre 2 y 7 millones al año sufren complicaciones y enfermedades graves y prolongadas tras alguna de esas intervenciones clandestinas. La OMS afirma que las cifras de aborto inseguro y sus consecuencias son una pandemia silenciosa.

 

“La ministra de Sanidad asegura que en España no hay abortos clandestinos ni inseguros desde 1990”, esta afirmación está extraída de una comparecencia de la política popular en el Senado y emitida en base a los datos del Registro Nacional de abortos, un organismo del que he de decir no tenía noticia.   En todo caso y la obviedad es patente, un aborto clandestino no se va a reflejar en ningún registro, porque la palabra lo dice todo: “Clandestino - Secreto, oculto, y especialmente hecho o dicho secretamente por temor a la ley o para eludirla” según la RAE.

 

En un artículo de El País, fechado en 1985, Azucena Criado escribía que “la mayoría de los métodos tradicionales de aborto clandestino tienen en común que no está plenamente probada su eficacia y pone en grave riesgo la salud de la mujer. Según las estadísticas españolas, que se ajustan a la clasificación internacional de enfermedades elaborada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se produjeron 48 muertes por aborto inducido entre 1975 y 1979, aunque esta cifra no refleja probablemente la realidad.

 

En las defunciones por otros procesos patológicos que pueden estar causados por abortos en malas condiciones -como tétanos e infecciones de riñón- se produce casi el doble de fallecimientos en mujeres en edad fértil que en hombres, por lo que estas muertes pudieran ser imputables a la interrupción voluntaria del embarazo, según señala Josune Aguinaga en el estudio que sobre el aborto ha realizado por encargo del Instituto de la Mujer”.

 

Criado afirmaba que según su investigación “obligadas por la clandestinidad, las mujeres recurren a todo tipo de métodos para interrumpir voluntariamente su embarazo. A los baños de agua muy caliente y los purgantes, recomendados como abortivos por los romanos, se han unido distintas recetas de brebajes realizados con plantas tóxicas, como la ruda -que puede encontrarse en los parques madrileños-, o inyecciones vaginales de coca-cola y otros productos igual de peligrosos.

 

En Europa también es frecuente el uso de inyecciones vaginales, sin duda el método más peligroso. Según los datos recogidos por un hospital de Londres -antes de que le legálizase el aborto en el Reino Unido-, un 2% de las mujeres se autoprovocaba el aborto ingiriendo productos químicos, como quinina con purgantes, por vía oral; un 30% recurría a las inyecciones vaginales; un 11,7%, alos instrumentos punzantes intrauterinos; otro 15,6% también recurría a la introducción de cuerpos extraños en el útero, pero blandos; sólo un 0,8%. utilizaba productos para "dilatar el útero y expulsar el feto, generalmente hierbas, y un 36,8% se englobaba en "técnicas desconocidas". Un 53% de las mujeres ignoraba qué instrumento se había utilizado exactamente con ellas”.

 

He querido retrotraerme a esa época para que seamos conscientes de lo que puede ocurrir si como parece el Ministro Gallardón  nos quiere hacer volver.  También para poner de manifiesto que la realidad puede cambiar radicalmente con el cambio de modelo de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Y, por último, que desde la mayoría de organizaciones  de mujeres lucharemos para que no ocurra y para que se tenga en cuenta el peligro que entraña.

 

Ester Bueno Palacios

Presidenta de la Asociación Josefina Aldecoa

Comentarios

A.H.BG 22/09/2013 00:55 #3
Doña Ester Bueno Si tanto les preocupan y quieren que nos hagamos conscientes de los problemas de las mujeres. Sean conscientes de la ayuda que hace falta y hagan algo con eso. Más que luchar por el derecho de Eliminar un problema para crear otros mayores, ayuden para crear soluciones que es más difícil pero mucho más gratificante que quitárselo de encima. Eso nunca fue un retroceso. A veces para avanzar hay que retroceder y ver con una perspectiva mas amplia. Y distinta a la de los únicos colectivos que parece que tienen voz para pronunciarse en nombre de los que defiende, esa parte es la menos afortunada, la que lo sufre y calla. Y que posiblemente no les han elegido para que les representen ni hablen por ellos.
Salamanca 21/09/2013 02:39 #2
Poco o nada se conoce sobre qué ocurre después de un aborto, mucho más allá de la salubridad de las condiciones en que se realiza. No se da esa información, pocas mujeres participan en transmitir sus experiencias anteriores y posteriores en programas de televisión, coloquios, charlas o prensa. Más allá del miedo al juicio, hay dolorosas y largas experiencias para ser expuestas. Es curioso y ofensivo el desconocimiento de este aspecto mientras se enarbolan estandartes de libertad y sólo se reivindica el derecho de una mujer a decidir en supuesta libertad y mientras el miedo, la inseguridad y el ocultismo al que se refieren en este artículo condiciona totalmente esa "libre" decisión, antes, durante y después y que implica mucho más allá de lo referido al cuerpo. Porque generalmente lo oculto es una característica del aborto, legalizado o no. Pocas o ninguna mujer expresa abiertamiente su decisión. Eso ya es significativo del estado en que se toma y de cual es la vivencia o de los casos personales que hay detrás. También resulta chocante la reivindicaciones de personas sobre un tema mientras carecen totalmente de información concreta, implicaciones y consecuencias. Mas información real es la que hace falta sobre las personas afectadas, no sobre las clínicas disponibles en las que lo mínimo exigible claro está es la protección de la salud física de Todos, madres e hijos. Y en las que muchas veces no se aplican ni siquiera los protocolos legalmente establecidos vigentes para que una mujer se sienta protegida y vea opciones a la hora de tomar cualquier decisión importante que afecte a su vida y a cualquier otra, sobre apoyos, ayudas y recursos. Eso es lo que realmente cabe reivindicar.
Loreto Cibanal 20/09/2013 22:32 #1
En cuanto al comentario “La ministra de Sanidad asegura que en España no hay abortos clandestinos ni inseguros desde 1990”, esto se afirma sin considerar que el aborto, incluso provocado en las mejores razones sanitarias, en sí mismo es dañino e inseguro para la salud de la mujer, no en vano el 80% de las mujeres que se suicidaron en USA en 2010 habían sufrido al menos un aborto voluntario. Sin llegar a este extremo cerca del 90% de las mujeres sufren el Síndrome de Estrés Post-traumático tras el aborto con consecuencias tremendas para su salud mental Curiosamente estas mujeres manifiestan cómo todos los que aplauden su decisión de abortar le dan la espalda y no las apoyan ni acompañan en este doloroso trance. Es importante que la mujer que se encuentra ante un embarazo no planificado SE INFORME de los pros y contras de las posibles salidas para PODER DECIDIR EN LIBERTAD, no solo con parte de la información como se viene haciendo hasta ahora.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: