Ebueno 80x111 original

Retratos de mujeres

Ester Bueno

La familia, ahí donde te aman

"Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor; si perdonas perdonarás con amor"San Agustín

La Ley de matrimonios entre personas del mismo sexo, aprobada por el anterior Ejecutivo socialista, vino a reconocer una realidad social y la necesidad de enmarcar legalmente situaciones normales que se sucedían desde siempre. Fue un reconocimiento expreso a que la familia está donde te aman y a que todo el mundo tiene derecho a crear una, sin ningún tipo de dependencia del sexo de quienes la componen.

En mi opinión, la sociedad española, casi siempre por delante de sus dirigentes políticos, asumió éste hecho con la normalidad que nos suele caracterizar, exceptuando grupos ultraconservadores que, como no, pueden cuestionar éste o cualquier otro asunto. Pero claramente la gran mayoría de lo habitantes del país lo consideramos correcto, incluyendo a mucha gente de derechas de toda la vida, porque ellos mismos, o sus hijos o algunos de sus amigos o sus nietos, lo necesitaban, porque querían ver a su gente más feliz, más protegida.

Lo sorprendente es que el Partido Popular, sin tener en cuenta este sentir mayoritario, presentó en 2005 un recurso ante el Tribunal Constitucional en contra del matrimonio gay. ÂżPor qué lo hicieron? ÂżPor qué Rajoy dijo que no se comprometía a mantener el matrimonio homosexual y luego afirmó que escucharía a la gente antes de derogarlo?  ÂżPor qué el miércoles Gallardón mezcla este tema con la política antiterrorista?. Todo indica que es una maniobra de despiste. Y es que saben que aniquilar este derecho ya adquirido y aceptado socialmente es malo, está mal hecho y sería totalmente impopular. Pero por otro lado ciertos lobbys apegados a sus filas les deben estar exigiendo contundencia. Y son sectores con poderío mediático, eclesiástico y económico. Están entre la espada y la pared.

Un matrimonio lo es, una familia lo es, porque quieren serlo, por la voluntad de serlo. Nadie puede evitar el amor y el que dos personas comiencen una vida de unión, porque en las relaciones afectivas está la esencia del ser humano, de todo ser humano.

Los matrimonios gays que conozco son iguales que los matrimonios heterosexuales que conozco. Existe la misma pasión, el mismo amor, los mismos problemas, el mismo desamor, las mismas necesidades y las mismas esperanzas. Familias dispares, pero no por la disparidad de lo que hacen o no en el dormitorio, sino por la variedad de caracteres, exigencias o contratos tácitos entre ellos, en definitiva, porque cada familia es un mundo.

Si después de trabajar estás deseando llegar a casa para ver a tu pareja, si le preparas una sorpresa el día de su cumpleaños, o compartes con él el dolor por una pérdida o la preocupación por su vida laboral. Si cuidas del que vive contigo porque está enfermo o lloras en su hombro porque algo no va bien y planeas vivir con esa persona para toda la vida,  si quieres a alguien así, si amas a alguien, eso es una familia. No hay más consideraciones. Fácil y lógico, sencillo.

Mi retrato de mujeres de hoy es para Luisa y Eugenia, se casaron hace diez meses y ya han pedido poder adoptar un pequeño o pequeña, no les importa si tiene algún problema de salud, ni su raza o edad, sólo quieren aumentar la FAMILIA.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: