Juan carlos lopez original

Recetas para educar

Juan Carlos López
Entusiasmo por la educación y por la vida

¡¡ Mamá tengo miedo !!

¡Qué suerte tenéis si vuestro hijo se atreve a deciros esto, eso significa que vuestro hijo confía en vosotros!

La sociedad es una gran fábrica de miedos infantiles: inseguridad callejera, robos domiciliarios, acoso escolar, accidentes de tráfico, incertidumbre laboral de los padres, traumáticas separaciones de padres…

 

Unido a los comentarios que hacen algunos padres delante de los hijos: “Que si a fulanito le han atracado 3 veces”, “Que si otro se ha tirado por el balcón”…, hay sobremesas en casa que se asemejan a las cámaras de los horrores.

 

Si además les dejamos ver los telediarios sin compañía ni explicaciones adultas, con cuerpos destripados y otros crímenes espeluznantes contados al detalle…, ya tenemos el coctel perfecto para atemorizar a un niño.

 

Si supiesen los padres el deambular nocturno de las cabezas de sus hijos, tendrían más cuidado con su entorno y sus palabras.

 

En otras ocasiones las actuaciones familiares son más graves: Hay niños que llevan el miedo grabado en los ojos, niños que, les llamas y responden “yo no he sido” o niños que les dicen, “ven”, y ya se cubren la cabeza como si les fueras a pegar. ¿Qué están viviendo en su entorno familiar?

 

En ocasiones los padres no respetando la manifestación del miedo provocamos que los niños tengan  miedo a reconocer el miedo.

 

Hay miedos evolutivos, normales a todas las personas como el miedo a la oscuridad, a quedarse solos,  miedo a situaciones desconocidas. Se puede agudizar si ha habido alguna experiencia traumática, como quedarse encerrado en alguna habitación o perderse en algún sitio.

 

Tipos de miedo

 

-          Miedo a la pérdida del amor de los padres: miedo al abandono. En los niños casi siempre la causa oculta es el miedo a perder el amor a sus padres.

 

-          Las muestras de enfado asustan a los niños y los ponen a la defensiva. Temen que sus padres dejen de quererles y les vayan a herir o a abandonar.

 

-          A los seis meses: miedos a las máscaras, a los perros, a las alturas.

 

-          A los nueve meses: a la separación de la madre durante mucho tiempo o quedarse solo en un lugar desconocido este miedo puede durar hasta los dos años.

 

-          Alrededor de los dos años, hay niños que tienen miedo a los inodoros.

 

-          A los tres años el principal miedo es a los perros.

 

-           Y a esa edad tienen también miedo a la oscuridad.

 

-          Alrededor de los 3-6 años cuando va al cole, miedo al abandono, a sentirse separados del medio familiar que les supone una protección total, lo trasmiten con pataletas, protestas.

 

-          Más tarde hay niños que tienen miedo a sus padres. A sus broncas, a fallarles con las notas. ¿Es posible que un niño tenga miedo a sus padres por sacar un 9 sobre 10? Pues sí, créanme, lo es.

 

Este miedo a los padres suele desembocar en la mentira.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: