Juan carlos lopez original

Recetas para educar

Juan Carlos López
Entusiasmo por la educación y por la vida

Código ético de un jugador

Si se lastima a un jugador, se le pide perdón. Si hemos realizado algo incorrecto y antideportivo, se pide perdón también al árbitro. No se intenta engañar a los árbitros. La función del árbitro es muy difícil, ayúdale. Una vez al mes cada niño debería de hacer de árbitro en los entrenamientos.

-   No se intenta humillar al contrario.

 

-  No se dicen palabrotas en el campo, ni en los vestuarios, deporte y educación van de la mano

 

-  El que se divierte, siempre gana

 

-  El adversario no es mi enemigo, gracias a él hay partido. Al contrario se le da la mano mirándole a los ojos.

 

-  Intento ayudar a mis compañeros y les animo cuando fallan. En el deporte quien no coopera, pierde.

 

-  No se burla uno de sus propios compañeros , ni del contrario

 

-  Ojo con los chistes de mal gusto, que puedan ofender a compañeros.

 

-  A nadie le gusta perder, pero no es motivo para utilizar la violencia o los malos modos. Perder no es una humillación, sino una parte más del juego y del aprendizaje.

 

-  Respeto. En el deporte todo rival es importante y cualquier compañero de juego puede ser decisivo para ganar. Gracias al deporte aprendemos a valorar y respetar a los demás por sí mismos y a no menospreciar a quienes juegan con nosotros o contra nosotros.

 

-  Si a un jugador se le sanciona por una acción antideportiva, el club debería ampliar esa sanción, para mostrar nuestra personalidad y compromiso ético-deportivo.

 

 

El deporte debe ir de la mano de la educación cuando no es así se convierte en mero ejercicio competitivo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: