Silueta saul n amado original

"Punto y coma"

Saúl N. Amado
Artículos relacionados con el mundo de la política, la crítica a determinados temas, experiencias vividas por el autor y actualidad en general.

LA CAMPAÑA LEVANTA CAMPAMENTO

Elecciones 1 300x300 detail

A escasos días de las elecciones generales, me sigo encontrando a indecisos que jamás hubiera creído que pudieran estarlo. ¿Sabe usted ya a quién va a votar? 

No hacía mucho frío, pero decidí coger el autobús urbano para volver a casa. La verdad es que hubiera tardado menos yendo andando, ya que a mi línea todavía le quedaban 18 minutos –por eso de la huelga y los servicios mínimos–. Por fin llegó mi autobús, con sobredosis de muchedumbre, pero llegó. Como si de sardinas en lata se tratase, unas veinte personas bajaron y otras veinte subieron. Una de esas veinte entrantes era yo.

 

Tenía por delante unos veinte minutos de viaje; eso sí, de pie, entre un votante de Podemos –o eso ponía en la chapa de su mochila– y entre otro caballero, elegante, trajeado y con cara de buena persona. El de Podemos se bajó en la siguiente parada. ‹‹Menos mal que se ha bajado…››, dijo el señor de mi derecha suspirando a la vez que me miraba con cara de alivio.

 

Comencé a entablar conversación con dicho señor, el cual me manifestó su incomodidad y malestar con la situación política actual y, sobre todo, con la campaña electoral que venimos viviendo estos últimos días. ‹‹A mis sesenta años, estoy más confuso que nunca. Soy un indeciso.  A la vieja política le hace falta un gran cambio, pero los nuevos proyectos me dan miedo, son un tanto desconcertantes y utópicos››. Que una persona de cierta edad contenga tal caos ideológico, me hace reflexionar acerca de si la campaña electoral ha servido para motivar al electorado o, si por el contrario, ha hecho que los indecisos lo estén aún más y los decididos sigan manifestando que su voluntad será la vencedora. Cierto es que el bipartidismo está en un hilo y que las nuevas formaciones han penetrado en la sociedad de una manera rápida y profunda, pero hace falta algo que haga a los españoles apostar por unas u otras opciones políticas.

 

Al llegar a mi parada de destino, me despedí de aquel hombre y me bajé del autobús pensando en aquella conversación de apenas diez minutos. Había sido un intercambio de ideas breve, pero intenso, donde pude darme cuenta de la realidad de muchos de los llamados a las urnas este domingo.

 

En el portal de mi casa me topé con el votante de Podemos con el que había coincidido en el autobús. Estaba repartiendo propaganda de su partido, como es normal, aunque todavía no entra en mi cabeza…cómo había conseguido llegar él antes que yo.

 

El 20D se acerca, voten en conciencia y, como dijo Julio César al cruzar el Rubicón: ‹‹Alea iacta est››.

Comentarios

C.L. 17/12/2015 12:32 #1
Parece mentira cómo nuestros mayores no saben muy bien a quién votar,,,, es una pena.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: