Silueta saul n amado original

"Punto y coma"

Saúl N. Amado
Artículos relacionados con el mundo de la política, la crítica a determinados temas, experiencias vividas por el autor y actualidad en general.

AGUIRRE NO CALLA

2015070113184535784 detail

‹‹Aguirre siempre los ha tenido bien puestos, es una tía con dos cojones››, murmuraban por el patio de butucas.

Yo no me callo. El martes estuvo en Valladolid Esperanza Aguirre presentando su libro titulado de esta forma. El aforo estaba completo y los teléfonos de todos los asistentes apuntaban a un solo blanco: ella.

 

‹‹Aguirre siempre los ha tenido bien puestos, es una tía con dos cojones››, murmuraban por el patio de butucas. Incluso alguna señora se acercó a la política, entrometiéndose entre las cámaras de televisión y los micrófonos, para decirle que qué guapa viene usted siempre, Presidenta. Y Aguirre quitaba importancia, entre tanta admiradora,  devolviendo el cumplido.

 

En  medio de las diversas permanentes y corbatas bien puestas –como la mía– había sentado a mi lado un joven, de unos 30 años, que desentonaba con la indumentaria de todos los allí congregados. Cada vez que Esperanza hacía alusión a la corrupción o a los problemas de su partido, el joven redactor –lo sé porque estaba tomando notas en un cuaderno– soltaba un breve suspiro acompañado de un amago de risa como si de alguien que no estuviese de acuerdo con lo que la conferenciante decía se tratase. Y así hasta que se llegaron las ocho de la tarde y concluyó el acto.

 

Al término de la presentación, y antes de que se marchase, le dije: ‹‹quién te mandará…››, y él me contestó con un gesto de descompuesto y sonrisa de alivio por el punto y final del evento. ‹‹Ahora vete a que te firme el libro››, le dije y se echó a reír –por no llorar–. Salí del Salón del Hotel hablando con el reportero, me dijo que él es un mandado, que ojalá pudiera deshacerse de venir a estos saraos. No obstante, aunque le costó reconocerlo, me confesó que le había gustado mucho la conclusión de Aguirre: ‹‹hay que tener libertad de elegir para no callarse››.

 

Ya en casa, mientras escribía estas líneas, pude comprender que Esperanza Aguirre es energía y firmeza al mismo tiempo. Una persona capaz de ver lo bueno de la vida y afrontar las tristezas con valentía y coraje. Sé que para muchos no será Santo de su devoción, más bien objeto de críticas, pero yo opino como aquel señor: tiene dos cojones.

 

Siento la expresión, pero yo no me callo.

 

Saúl N. Amado

Comentarios

Una señora fan de Aguirre 02/06/2016 15:19 #1
Pues sí, así debe de ser, una señora con dos cojones muy bien colocados. A más de uno le gustaría tenerlos. Siga así, señora Aguirre. Bravo por su labor!

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: