Silueta postigo original

Punto Deportivo

Juan Postigo

La vergüenza del deporte femenino de Valladolid

El Balonmano Aula Cultural, pese a afrontar la realidad de que no mueve tanta afición y negocio como el deporte masculino, está siendo maltratado por el Ayuntamiento.

Lo venían diciendo los concejales de Izquierda Unida en el Ayuntamiento hace unos días. También lo hacía ver Cayetano Cifuentes, presidente del Balonmano Aula Cultural, el equipo femenino más importante de la ciudad hoy día. El Consistorio se ríe del deporte de chicas. Sí, tal cual lo leen. Y si no ya me dirán qué significa la subvención de 7.682 euros que da el equipo de Gobierno al Aula para esta temporada. Semejante cantidad para sobrevivir un año entero, con toda una plantilla y gastos que sufragar.

 

No vamos a negar la realidad. El deporte femenino no mueve ni la mitad de lo que mueve el masculino. No se me pongan exagerados, porque se trata de una obviedad. El recién creado Balonmano Atlético Valladolid ya cuenta con mejores entradas que sus congéneres femeninas, y el baloncesto, incluso en sus horas bajas (y tan bajas), también está por encima. No hablemos ya de los dos equipos de rugby o, en los cielos, el fútbol.

 

Pero es una cuestión de igualdad. Estamos cayendo en la pescadilla que se muerde la cola. Sin subvenciones, el Balonmano Aula puede terminar de ‘descuajeringarse’, con otros conjuntos de España que sí pueden pagar a jugadoras que ven en ello una oportunidad ante un Ayuntamiento que no quiere saber nada, o casi nada, de ellas. De esta manera, lo que tanto ha costado conseguir para llegar a División de Honor femenina podría irse al garete. Y no hablemos de la Copa de la Reina, donde las chicas ya han dado la talla.

 

Vamos a ponerlo con números. El Balonmano Atlético Valladolid recibe 163.000 euros del Consistorio. El Aula, los nombrados 7.682. Suena terrible, ¿verdad? Ni siquiera hablamos de igualarlos, simplemente de hacerlos un poco más parejos. En el horizonte brilla el nuevo convenio de subvenciones que debe firmar el Ayuntamiento con todos los clubes deportivos de la ciudad este mismo año, aunque aún sin fecha. Quién sabe, quizá sean las elecciones de mayo, además de las continuas protestas de muchos que buscan la igualdad, las que salven a este aguerrido equipo de guerreras en Valladolid.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: