Silueta guisande original

Pues vale...

Manuel Guisande
Blog personal de Manuel Guisande, periodista gallego con amplia experiencia en medios tradicionales y desde hace unos años también a través de bitácoras personales y colaboraciones con medios digitales españoles.

Los listillos y la Protección de Datos

Pero vamos a ver hombre de dios, para qué tanto lío de protección de datos. ¿Ahora que lo saben todo?, ¿ahora que todos hemos puesto de forma tan primitiva nuestro índice manchado de tinta sobre un papel para el carné de identidad? ¿Ahora que recibo en el buzón tropecientasmil cartas y que ya sé cuales son las que tengo que tirar? Venga hombre…

 

A mí esto de la protección de datos, mientras no me despierten de la siesta, como si quieren saber el color que eran mis patucos cuando era pequeño o si el sonajero tenía una o dos bolitas en su interior… lo-que-quie-ran.
Ahora, especialmente en vacaciones, te llaman por teléfono, te cuentan no sé qué historia de que ha salido al mercado la pera limonera y tras acabar con tu cerebro, con un carrete que flipas añaden: «Y le informo que según la ley en vigor de protección de datos, si desea… » Pero vamos a ver listillo más que listillo, que uno es lelo pero lo justo; o sea, me llama un tipo que no tenía por qué llamarme porque no me conoce de nada, pero absolutamente de nada, que ha cogido mi teléfono casi seguro que de forma ilegal y tras quererme vender casi un submarino nuclear para Reyes… me dice que la protección de datos… que según la ley… venga neniño… vai tomar vento.

 

A mí lo de la protección de datos me importa un bledo; es más, prefiero que no hagan nada, que conozco mi país, y a ver si tocan en un ordenador un botón donde está la ley esa de marras y mi nombre, y en vez de protegerme termine, pues yo que sé, siendo llamado a filas porque figuro que soy cabo furriel y me pillan de reemplazo para Afganistán.

 

Y ya me veo yo demostrando que no, que libré de la mili por excedente de cupo; y ellos que sí, que el 4 de enero del 2011 envié un correo electrónico parar la protección de datos y que figuro que soy cabo furriel, que tienen un papel delante y que pone: «Manuel Guisande, cabo furriel». Y ya le puedes decir que no, que libraste en el 77, que tienes más de 50 tacos y que malo sería que con más de 50 aún fueras cabo furriel y que… pero como en el condenado papel figura «Manuel Guisande, cabo furriel»… pues de ahí a un Consejo de Guerra como no te presentes…

 

De verdad, yo tal como funciona este tinglado de país prefiero que me conozca todo dios y que sepan: 1. Que hagan lo que quieran 2. Que sigan haciendo lo que quieran y 3. Que no me despierten. Pero eso sí, por Santiago Apóstol, que con mi nombre no toquen ningún fichero no sea que la vayan a armar, que los conozco, que se empieza por un «que raro porque… » e igual termino en Guinea Ecuatorial haciendo una imaginaria porque «como en el informe pone que usted es cabo furriel… ». ¿Protección de datos? Ni hablar, que lo sepan todo, absolutamente todo, como que ayer, por ejemplo, perdí al mus, no por nada, por si les vale para algo, pero tocar mi nombre en un ordenador… ni de coña.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: