Silueta guisande original

Pues vale...

Manuel Guisande
Blog personal de Manuel Guisande, periodista gallego con amplia experiencia en medios tradicionales y desde hace unos años también a través de bitácoras personales y colaboraciones con medios digitales españoles.

Lo que molaría un deshielo total

Hoy hace exactamente medio mes que no escribía un artículo. ¿Y por qué he tardado 15 días, o lo que es lo mismo, 360 horas o 21.600 minutos (por cierto, coñazo esto de multiplicar)? porque tenía que pensar, que llevaba un retraso… pues como el sueño, atrasadísimo, desde 1958, más o menos.

 

Así que me puse a cavilar y en lo que pensé fue en lo que tenía más a mano: en los guantes. Y descubrí que los guantes y, por tanto el frío, pueden acabar con el paro y que cuanto antes vayamos acabando con el planeta, que ya estamos cerca, pues habrá más empleo, pero en los guantes esta la clave.

 

Tú imagínate que empieza hoy un deshielo global que hasta se derriten el polo Norte, el Sur y hasta los polos de naranja y de limón y a tomar viento Camy y Avidesa, ¿pues que pasa?, que pese al calor, según fuera llegando el agua glacial, haría un frío del copón, y lo primero que te pones son unos guantes, pero unos guantes como manoplas, más grandes que esas señales de prohibido adelantar, pero no porque te gusten, no, sino porque estás a –300 grados centígrados.

 

Pues así, con unos guantes tipo empanada XXXL no hay dios que no encuentre trabajo, porque sería un cambio radical en el sistema productivo del país. Por lo de pronto habría que cambiar todas las llaves y cerraduras de las casas, que a ver como eres capaz de coger una llave con semejante bestialidad de guantes, con lo cual ya hay curre para rato sustituyendo cerrojos.

 

A la hora de dormir habría que cambiar las camas, pero todas, porque te acostarías boca abajo en una especie de camillita de 20 centímetros de ancho por 1,80 de largo, dejando colgados los brazos y guantes, que reposarían en el suelo, y mira que no hay camas… Los coches… lo mismo; habría que hacer otros, porque a ver cómo conduces con esos volantes que serían tan pequeñitos como aspirinas; las casas… rehabilitarlas todas, porque a ver cómo entras por la puerta con las manoplas, salvo que seas manco; pero cuantos mancos hay… ¿un 0,00000001%? Pues pocos.

 

También habría que fabricar lavadoras… millones, porque a ver como abres la portezuela; y así todos los electrodomésticos y hasta los vasos, que a ver como lo coges, con lo cual todas las empresas del país estarían a la máxima producción y contratando a diestro y siniestro.

 

Ya ves, unos guantes, unos condenados guantes pueden ser la solución a todo el paro, conseguir el pleno empleo; aunque eso sí, se precisa ir acabando con el mundo y que venga un deshielo de la repera. No, si al final todo va a ser cuestión de que soplemos todos como animales y con el vaho calentar los polos, y a vivir del derrite, incluidos el de naranja y el de limón, ¿no?

 

LIBROS DE MANUEL GUISANDE

Comentarios

manuel guisande 24/02/2015 12:48 #2
Hombre k es humor, lee otros artículos a ja ja ja gracias por tu comentario

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: