Santa Teresa, embajadora de Ávila

Post25 detail

Para Ávila, es un orgullo e ilusión celebrar el V centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús. Abulenses y foráneos estarán encantados con los actos previstos. Como publicista, al margen que los aspectos más religiosos y cristianos de estas celebraciones, creo que es una oportunidad excelente para promocionar nuestra ciudad.


    Las actividades y eventos organizados apuntan a que los abulenses se impliquen en los mismos, y seguramente la intención es atraer también a otros públicos de fuera, aunque sinceramente no veo una política cultural, turística y de comunicación y marketing lo suficientemente potente y planificada a largo plazo, para ello.


Los abulenses en este aspecto reclaman inversión, y proyección de Ávila al exterior. Los pequeños comerciantes, y empresas de la zona miran nuestras calles y carreteras en espera de turistas, gente de negocios, familias, etc. como habitantes del desierto a la lluvia; y es que la sequía de demanda sigue afectando a la facturación de nuestros empresarios y autónomos.


    Desde mi punto de vista y respetando el legado de Santa Teresa, apostaría por potenciar mucho más un V centenario dirigido al exterior,  sin ningún tapujo deberían incluirse objetivos comerciales en la organización de este evento, no obstante un plan a largo  plazo para Ávila debería incluir:


Fomentar el aumento de la estancia media de los visitantes.


Realización de inversiones que perduren en el tiempo, y destaquen por su carácter vanguardista, cultural, artístico,  etc.


Creación de un evento de carácter internacional que sea mantenido en el tiempo.


Crear nuevos intereses culturales sobre Ávila, que modernice la imagen de la ciudad, salvando el público tradicional pero atrayendo nuevos públicos.


Existen ejemplos de ciudades que han conseguido proyectar su imagen al exterior, modernizándose, ofreciendo y conservando lo mejor de su pasado, e invirtiendo en cultura de vanguardia.


Es el caso de Bilbao, por ejemplo, combinación perfecta de tradición, cultura, arte, vanguardia, etc. Claro, cada ciudad tiene diferentes atractivos, pero precisamente cada ciudad tiene que proyectarse de la manera más provechosa.


    
Resumen y conclusión:


    Sobrevivir a esta crisis, para muchos empresarios y autónomos va a suponer un gran esfuerzo, no obstante la promoción de una ciudad, su imagen y desarrollo son fundamentales para ayudarles, aprovechar los eventos propios de la ciudad es importante, genera interés, pero es fundamental, general nuevos eventos que perduren, y diseñar planes de desarrollo para la ciudad con vista a varios años, con una proyección claramente internacional. Por supuesto todo esto desde el punto de vista de Ávila como un “producto”. 

 

Evidentemente hay muchos más políticas de desarrollo a tener en cuenta.

Comentarios

Teresa 15/04/2015 11:46 #1
Excelente articulo!! Y añadiría crecimiento de ciudad al margen del turismo. No se puede supeditat al solo turismo de un día. La ciudad tiene que crecer con industria no solo del ladrillo.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: