Egrande 80x111 copia original

Prevenir y curar

Eduardo Grande
Blog de Eduardo Grande

¿Tienes problemas de sueño?... Sigue estos consejos

 

Dormir muy poco (insomnio)

Con frecuencia nos quejamos que no dormimos lo suficiente o que la calidad de nuestro sueño no es satisfactoria. Sin embargo, dormimos más de lo que imaginamos ya que los pequeños periodos en los que nos encontramos despiertos durante la noche parecen mucho más largos de lo que en realidad son.

Los motivos de que durmamos muy poco son identificados sin necesidad de acudir al médico de familia. La presencia de demasiado ruido, una cama poco cómoda, una temperatura inadecuada, o hacer poco ejercicio físico pueden ser responsables del insomnio. El cenar demasiado puede hacer difícil conciliar el sueño, mientras que comer muy poco puede llevar a despertarse temprano. El tabaco, el alcohol, las bebidas con cafeína, también trastornan el sueño.

Sin embargo la falta de sueño continuada puede ser debida a problemas emocionales, a dificultades en la vida diaria, o en ocasiones, a la presencia de problemas psicológicos mas graves. Así, una persona con ansiedad intensa encuentra muy difícil conciliar el sueño. En la depresión, el paciente tiene despertares tempranos y le cuesta mucho volver a dormir.

¿Pueden los fármacos ayudar?

Aunque se llevan utilizando las pastillas muchos años, en la actualidad se sabe que no constituyen una respuesta permanente para el problema del insomnio. Al día siguiente le harán sentirse cansado, y será necesario el ir aumentando a la dosis, pues el cuerpo enseguida se habitúa, creando adicción. A mi forma de ver las pastillas para dormir deben utilizarse durante breves períodos de tiempo en personas tan trastornadas que no pueden dormir.

Si usted tiene problemas para dormir, aquí le dejo algunos consejos que pueden ayudarle a conseguir una buena noche de descanso:

No pase muchas horas sin dormir. Sea constante en las horas de acostarse y levantarse cada día, esté usted cansado o no.

Asegúrese de que su cama y cuarto están confortables. Evite los ambientes demasiado calurosos, demasiado fríos o ruidosos.

Realice una moderada cantidad de ejercicio físico durante el día, por ejemplo camine.

No beba demasiado alcohol, ya que aunque le ayudará a quedarse dormido, casi con certeza le despertará por la noche.

No beba café o té por las tardes. Bébase un vaso de leche tibia antes de acostarse.

No coma o beba demasiado tarde en la noche. Intente cenar más temprano.

Si usted ha pasado muna mala noche, resista la tentación de acostarse al día siguiente, ya a que si lo hace le costará más trabajo dormir por la noche.

Intente relajarse antes de acostarse. Su médico podrá aconsejarle alguna técnica de relajación.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: