Egrande 80x111 copia original

Prevenir y curar

Eduardo Grande
Blog de Eduardo Grande

Esa epidemia llamada tabaquismo

El fumar (inhalar y exhalar los humos producidos al quemar el tabaco), conduce a una intoxicación crónica denominada tabaquismo.  Es por  tanto la adicción al tabaco, provocada fundamentalmente por uno de sus componentes activos, la nicotina (el  alcaloide del tabaco) y que es una droga de gran poder adictivo.

Según la Organización Mundial de la Salud el tabaco es la primera causa de invalidez y muerte prematura en el mundo. En Europa provoca al año 1,2 millones de muertes. Está  presente en al menos 29 enfermedades, de las cuales 10 son diferentes tipo de cáncer (95% de cáncer de pulmón), 90% bronquitis crónica y de más de 50% de enfermedades cardiovasculares. En España mueren más de 50.000 personas al año como consecuencia del consumo del tabaco.

ÂżPor qué hay que dejar de fumar?

El consumo de tabaco constituye la principal causa de enfermedad evitable y de mortalidad prevenible en los países desarrollados.

En el tabaco se han encontrado múltiples sustancias que en gran parte son perjudiciales para la salud. Entre ellos destacan por sus efectos nocivos:

A.-Los alquitranes (benzopirenos y nitrosaminas), responsables de un 30% de todos los tipos de cáncer (vejiga, riñón, páncreas, estómago..etc), y del 90% del cáncer de pulmón.

B.-El monóxido de carbono, responsable de enfermedades cardiovasculares.

C.-La nicotina, que produce la dependencia física.

El tabaco  afecta al aparato circulatorio en distintas formas:

1.-Aumenta la cantidad de colesterol en sangre elevando el LDL-colesterol  o €œcolesterol  malo€ y reduce el HDL-colesterol  o €œcolesterol bueno€

2.-La nicotina aparte de tener un gran poder aditivo, estimula a las glándulas suprarrenales, que da como resultado la producción de adrenalina. Esta sustancia acelera la frecuencia cardíaca aumentando las necesidades de oxígeno del corazón y obligando a este órgano a trabajar más y en condiciones desfavorables.

El tabaquismo aumenta la posibilidad de padecer un evento coronario, asociado a hipercolesterolemia e hipertensión arterial en 16 veces.

3.- Además el tabaco es responsable del 80% de la mortalidad  de los procesos pulmonares crónicos.

Hay una serie de procesos temporales de actitud ante el hábito del tabaco y es necesario pasar por ellos para poder tomar una actitud de abandono, son las llamadas fases del fumador:

- Fase precontemplación.  El fumador disfruta con el hábito de fumar. No se plantea problemas y está seguro que hace bien. En esta fase están los menores de 30 años y casi la mitad de los fumadores.

- Fase de planteamiento o contemplación. El fumador se plantea ya las posibles consecuencias negativas para la salud del fumar y algunas positivas para dejarlo. Fuma pero le parece que está mal el hacerlo. Un tercio de los fumadores están en esta fase.

- Fase de acción. El fumador se ve en la obligación de dejarlo, sabe que es malo fumar y lo deja. Esta fase se repetirá varias veces en la evolución de la dependencia, pasará a la contemplación y la acción repetidamente. Un 20% está en esta fase.

- Fase de consolidación y mantenimiento. En esta fase están aquellos fumadores que llevan más de  seis meses de abstinencia. No fuman, pero hasta los 12 meses, no se puede considerar exfumador.

- Fase de recaída. Se da en un porcentaje variable de los casos, lo habitual es que pase a la fase de contemplación y tardará más o menos en volver a la acción. Se acompaña de una gran pérdida de autoestima personal.

Si  USTED HA ELEGIDO DEJAR DE FUMAR, ánimo y apóyese en su médico de familia, pues hay alternativas al tabaco que podrán ayudarle y que sabrá recomendarle.

Les dejo una dirección web que podrán consultar:  www.dejadefumarconayuda.es

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: