Rodriguez original original

Perspectiva de familia

José Javier Rodríguez
Blog de José Javier Rodríguez Santos

¿Noviazgo o rollete? La necesidad de amar (II)

Continúo con el post de la semana pasada en el que recogí un encuentro con un grupo de adolescentes para hablar de las relaciones de pareja. La semana pasada abordé las preguntas ¿Cómo sé si esta relación me conviene? ¿Qué es el deseo de sexo? ¿Embarazo imprevisto o embarazo no deseado? ¿Existe el amor sin compromiso?... Prosigo con el diálogo.

¿Cuáles son las etapas del enamoramiento?

·      Atracción mutua. Ya hemos hablado de ella. Surge, nos atrapa como algo imprevisto y maravillo, nos afecta a todos los niveles, fisiológico,  emocional, psicológico, social… la atracción ha de ser recíproca. Aquí existen, al menos, dos peligros. Por un lado el amor romántico en el que todo es un ideal utópico hacia la persona amada aunque ésta no corresponda. Es un amor falso y mentiroso ya que no se dirige hacia la otra persona, sino hacia los propios sentimientos que se viven como un absoluto. La reciprocidad es algo imprescindible en las relaciones de pareja. Por otro lado, se corre el peligro de creer que la atracción es el estado habitual del amor, si una persona viviera en un estado de atracción continua, su cuerpo no soportaría la tensión hormonal que de ello se deriva. Esta es una fase, la inicial, la que vosotros ahora experimentáis, pero hay mucho más.

 

·      Conocimiento. Conocer a la persona en el día a día, en las situaciones cotidianas. Es una etapa clave. No nos podemos dejar llevar sólo por los sentimientos o emociones. Durante esta etapa la clave está en el diálogo, en el hablar. Se ha de hablar mucho y de todo para encontrar razones y motivos y para despertar el deseo de vivir juntos y de estar a lado del otro para siempre.

 

Pregunta de Jeni: ¿No podría ser al revés? Primero empezamos a tratar y conocer a alguien y al saber cosas sobre él, que me empiece a gustar... Sí, si ninguna duda. Esta es una de las diferencias entre los hombres y las mujeres. La atracción en el chico suele ser inicialmente física y visual; en cambio la chica se fija en otras muchas cosas, percibe más el corazón y la intención, y sus sentidos se despiertan en conjunto: el olor, la voz, el tacto… y la vista también, pero no condiciona tanto como en el varón. Esto es una evidencia comprobado por la ciencia de la neurología.

 

·      Compromiso: es el momento en el que se empieza a compartir momentos de la vida juntos. Se pasa del estar en grupo, al estar solos los dos. Es lo que se conoce con el nombre de noviazgo; en otras palabras, decisión evidente de que queremos estar juntos y conocernos mejor.

 

·      Proyecto de vida en común: ¿hacia dónde queremos ir? ¿Cuántos hijos queremos tener? ¿Nuestro futuro profesional en común? ¿El respeto por la libertad de otro? Pero claro, esto a vosotros todavía os puede quedar un tanto lejano…

 

·      Entrega total: ¡último paso! La entrega. No podemos empezar por la entrega del cuerpo en el primer momento de una relación de pareja. El cuerpo es un don maravilloso y hemos de regalarlo a quien lo sepa acoger. Charles Chaplin le dijo a su hija Geraldine: “tu cuerpo desnudo será para aquel que te desnude su alma”. Esto se hace, generalmente mediante el compromiso matrimonial, en el que la decisión evidente del noviazgo, pasa a ser un compromiso público y formal.

 

Pregunta de Rosa: ¿Puede haber atracción, pero no físicamente?  En cierto modo ya lo he dicho antes, existen muchas formas de atracción. Sin embargo, seamos conscientes que para que una relación funcione “ha de haber química”. De hecho hay estudios que confirma que ante la presencia de la persona amada, se incrementa la actividad de ciertas hormonas en el organismo.

 

¿Existe el sexo sin amor? ¿Y el sexo seguro?

Respuesta de Jeni: No, siempre se corren riesgos.

Pregunta de Jonathan: ¿El sida sólo se transmite a través del sexo? Lo buscamos en clase de Educación para la Ciudadanía y hay niños en África que nacen con sida. Últimamente están aumentando las enfermedades venéreas. Hace unos años, lo más común era que una infección de VIH se produjera por compartir las jeringuillas. Ahora, se están dando más casos de infecciones, porque se cree que no pasa nada, que con la píldora del día después o el aborto se “soluciona el problema”. Sólo existe un sexo seguro 100%, aquel basado en la fidelidad y el compromiso, en la confianza en el otro y en el respeto a la persona.

 

De ahí que el valor de la espera sea algo esencial en una relación entre un chico y una chica. A veces tu chico te dice “si me quieres, tienes que hacerlo conmigo”… ojalá tu respuesta sea: “si realmente me quieres, sabrías respetarme y esperar”. No te dejes engañar, el sexo no es un juego divertido con la que culmina una noche de fiesta. El sexo en la persona humana conlleva algo más, la  sexualidad: que implica respeto, donación, entrega, aceptación, proyecto, apertura a la vida…

 

Preguntas de los asistentes:

Además, los chicos formularon otras preguntas que no estaban en las fichas. He aquí algunas:

Pregunta de Jeni: ¿Qué puedo hacer si mi familia no acepta a mi novio? Si tu pareja merece la pena y realmente hace que seas mejor en tus obligaciones y responsabilidades, tu familia no va a poner ninguna pega. Por ello, habla mucho con tus padres de todo y sobre todo.

 

Continúa Jeni: ¿Y si nuestro novio nos quiere separar de nuestras amistades porque no son muy recomendables? A veces ocurre. No es raro que alguien se cruce en nuestro camino y nos abra los ojos hacia un horizonte que no esperábamos que está lleno de felicidad, de bondad, de entrega y de amor.

 

Pregunta de María: Las rupturas, ¿hay que tenerlas miedo? No hay que tener miedo a las rupturas, todo lo contrario es una oportunidad para crecer. Es mejor cortar a tiempo que esperar demasiado y percatarte del fracaso al que te has arrastrado engañándote a ti misma sobre la felicidad. En cualquier ruptura los más perjudicados son los hijos, si los hay. Por ello, en un noviazgo se necesita hablar y conocerse mucho… sin embargo en el “rollete” o en el “liarse” nunca se habla, simplemente se trasvasan fluidos corporales.

 

Una vez concluido el coloquio, uno de los asistentes se me acercó y me dijo…Falta una cuestión: Me gusta pero, ¿cómo sé si realmente le quiero?  Mi respuesta: eso da pie para una nueva charla…

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: