Rodriguez original original

Perspectiva de familia

José Javier Rodríguez
Blog de José Javier Rodríguez Santos

Mediocridad igualitaria: Pisa 2012

Se han publicado los informes PISA 2012. Más de lo mismo. De los 34 países de la OCDE, estamos en el puesto 25 en matemáticas, el 23 en lectura y el 21 en ciencias.

Pero lo que más llama la atención es la evolución de Polonia, un país comparable por tamaño a España y que ha experimentado una mejora significativa en los últimos años. (Picando en la flecha de la imagen se ven los tres gráficos). ¿Qué ha hecho Polonia que España no ha logra implementar?

 

Según el informe presentado por el Ministerio de Educación, en Polonia se han realizado unas reformas del Sistema Educativo en las que se ha delegado más competencia y autonomía a los Centros Educativos y se han establecido una serie de evaluaciones externas estandarizadas. Por el contrario, la nueva ley de Wert, que tanto ha constado y más nos va a costar, se ha quedado a años luz de estas innovaciones.

 

El PP tenía en su programa electoral implantar evaluaciones externas y dotar de autonomía a los centros escolares. La primera propuesta la ha realizado a medias y la segunda medida ha sido muy timorata, y eso que tenían depositada la confianza y el mandato del pueblo por mayoría absoluta. ¡Qué miedo tienen algunos! La hora del “buenismo” educativo y político ha pasado. Rousseau murió hace ya más de dos siglos.

 

Los maestros y profesores necesitan que el Estado y la Administración Educativa confíe en su profesionalidad y competencia para desarrollar proyectos educativos validados por el Claustro, el Consejo Escolar del colegio y por la libre elección de los padres. La inspección educativa debería, soy consciente de que pido demasiado, esmerarse por desarrollar unas pruebas externas que ayuden a arreglar el desastre educativo de la democracia española. Pero muchos de los inspectores de educación están más atentos al dictado de la clase política que gobierna en las comunidades autónomas.

 

Un rayo de esperanza.

Como ya he indicado en otros post, aquellas familias, que se implican con sus hijos y desarrollan el CURRICULO DEL HOGAR, ayudan sobremanera a su éxito en la escuela. Por ello, a falta de una Administración Educativa que facilite a los padres una enseñanza de calidad, la esperanza de la educación de las futuras generaciones estará en las familias estables, comprometidas y duraderas que generen un clima educativo en sus hogares (otro de los temas pendientes de Rajoy).

 

En su terco afán decimonónico el partido socialista abogó por una educación homogénea, estabulada y dictada por la ley, creando sin pretenderlo una división social desigualitaria e injusta. El 30% de los jóvenes que han estudiado con leyes socialistas no tienen titulación. De ahí que los padres que tienen posibilidades  económicas han apostado por la enseñanza privada, relegando a la escuela pública al olvido y al desinterés social.

 

El partido popular, que ha incumplido hasta ahora su programa electoral en temas de educación, sociedad y economía, está siguiendo la misma senda de la mediocridad que sus compañeros de oposición. Le quedan dos años de gobierno para la redacción de los decretos ley que regularán la LOMCE, ¿hará algo para paliar la situación?

 

El resto de partidos del arco parlamentario ¿serán capaces de ponerse de acuerdo para redactar un marco legal educativo que apueste por la competencia docente, el derecho de los padres y el bien de los alumnos?

 

Mientras tanto, nos queda la familia.

 

Referencia

Resumen del informe PISA 2012

http://www.mecd.gob.es/dctm/inee/internacional/pisa2012/presentacionpisa2012.pdf?documentId=0901e72b81787b13

Comentarios

JB. 08/12/2013 19:13 #2
El PP está demostrando ser un partido acomplejado. Aparte de lo que tú dices, que es cierto, la educación empieza a funcionar cuando se confía en el docente y se le refuerza en su autoridad. Si no hay orden en el aula no se puede enseñar, y los perjudicados son los buenos alumnos. Pero para que haya orden, los altercados e indisciplina deben tener consecuencias reales, no sobre el papel. A partir de ahí, el esfuerzo y mérito individual de cada alumno deben quedar reflejados en sus calificaciones, y pasar de curso los que han superado los objetivos mínimos exigidos. Esto es el abc de toda la vida, la ley de Perogrullo, pero como nos la hemos cargado, pues hasta que no se recupere lo fundamental no hay nada que hacer. Y a las pruebas me remito, desde que políticos y pedagogos progres metieron las zarpas en la enseñanza, vamos de mal en peor. Y el PP que tanto cacareó que iba a arreglar este desaguisado, nada de nada.
José Luis Amat 05/12/2013 14:05 #1
El PP, ha tenido miedo a los inmovilistas y no ha sido honrado con lo que prometió. Se ha "cerrado en banda" y no ha conseguido el apoyo de casi nadie. Desgraciadamente, esta situación la pagarán nuestros hijos... Pero por lo menos hay que dejar constancia, para ver si de una vez se utilizan criterios que funcionan y no previsiones electorales.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: