Rodriguez original original

Perspectiva de familia

José Javier Rodríguez
Blog de José Javier Rodríguez Santos

Familia y escuela: complementariedad en la subsidiariedad (y III)

La educación nunca será algo solamente social y extrínseco al individuo. Educar es en primer lugar algo voluntario, es “educarse”, nadie aprende algo si no quiere, nadie logra algo si no lo desea, ni consigue una meta si no la hace suya. Por lo tanto, la educación es, en primer lugar, algo intrínseco y esencial a la persona humana, la define y la conforma.

Por el contrario, la visión que predomina en la pedagogía actual es la concepción de  Durkheim (1911. Pág. 70-71), en la que la educación se entiende como algo externo a la persona, como “la acción ejercitada por las generaciones adultas sobre los que todavía no están maduros para la vida social. Es la socialización metódica de la generación joven”. Esta concepción decimonónica de lo educativo todavía está presente en los principios de acción de muchos estamentos sociales de nuestra vida democrática. Diríase que educar a las nuevas generaciones es definir un currículo con los contenidos, métodos, actitudes y criterios de evaluación consensuados en un parlamento y que definen el Sistema Educativo nacional. De esta forma, desde estamentos políticos, se redacta el currículo de la escuela obligatoria para configurar la mente y las conciencias de los jóvenes; esta weltanschauung planifica, gestiona y define el acto educativo como en las novelas de ficción distópicas -“El señor del mundo” de Berson, “1984” de Orwen o “Mundo Feliz” de Huxley-, en las que las nuevas generaciones reciben el acondicionamiento conductista en los principios “cívicos” de una sociedad supuestamente buena y generosa con la humanidad.

 

A la familia, como vengo repitiendo, no se la tiene en cuenta; al fin y al cabo conviene tener la conciencia social adormecía para seguir haciendo lo mismo que hasta ahora, sin que nadie alce la voz. Este sistema educativo, que olvida a la familia como origen de la sociedad y que doblega a la persona individual en favor de lo social, consigue su “currículo oculto”: Panem et circenses. Uno de cada cuatro adolescentes no se integra en el sistema y, posteriormente, engrosan las filas del paro y se convierten en los “triplesNI”: ni estudian, ni trabajan, ni se comprometen.

 

Ni las personas no somos islas, ni las familias vivimos aisladas: vivimos en sociedad. Por ello, en el camino de la educación todos necesitamos de guías, de acompañantes y de lazarillos que nos ayuden a encontrar y desarrollar nuestro potencial para ponerlo al servicio a la sociedad. La educación, por tanto, se cimienta en el ser de cada ciudadano, de cada persona particular, es propia de cada individuo, y consiste en aprovechar todas las oportunidades que nuestros semejantes, la sociedad en conjunto, nos brindan para ser mejores personas, para desarrollarnos humana, personal, social y laboralmente, y para prestar a los demás el mejor servicio que nos sea posible. De este modo, una persona devuelve a la sociedad, todo aquello que se le ha prestado para su crecimiento personal.

 

La persona es concebida, nace, crece, se desarrolla, vive, se socializa, se proyecta primero en la familia y luego en la escuela. Familia y escuela van de la mano, siendo la primera la responsable de la educación de sus hijos, y la segunda la primera colaboradora en esta responsabilidad de justicia social. ¿Y la Administración educativa dónde queda? ¿Qué función tiene? La administración ha de ser la primera entidad que facilite, catalice y dinamice esta relación natural y esencial a cualquier ser humano. De ahí que la administración pública tenga un papel de control, de dinamización, de estímulo en el ámbito de la educación, pero siempre desde la óptica de su papel subsidiario, para facilitar la colaboración entre familia y escuela, escuela y familia.

 

Familia y escuela: complementariedad en la subsidiariedad (I)

http://www.tribunasalamanca.com/blogs/perspectiva-de-familia/posts/familia-y-escuela-complementariedad-en-la-subsidiariedad-i

Familia y escuela: complementariedad en la subsidiariedad (II)

http://www.tribunasalamanca.com/blogs/perspectiva-de-familia/posts/familia-y-escuela-complementariedad-en-la-subsidiariedad-ii

Imágenes de http://www.freeimages.com/

Otros post del autor http://www.tribunasalamanca.com/blogs/perspectiva-de-familia

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: