Rodriguez original original

Perspectiva de familia

José Javier Rodríguez
Blog de José Javier Rodríguez Santos

Empleo, paro y trabajo (58) – Familia y educación (8)

Rajoy debate detail

Ocho. Sí, esa es la cifra: 3 veces ‘familia’; 0 veces ‘matrimonio’; 0 veces ‘aborto’; 0 veces ‘divorcio’; 5 veces ‘educación’. En total OCHO. Esas son las veces que el Presidente del Gobierno de España hizo referencia a la familia en su informe sobre el Estado de la Nación y todas ellas en referencia al trabajo y al empleo.

La trágica situación económica por las que están pasando las familias españolas está haciendo mella en muchos hogares. La crisis pone en jaque la convivencia familiar y marchita la esperanza de muchos padres que ven como sus hijos tienen un futuro incierto y desolador. Pero la crisis económica no es escusa para que el Presidente del Gobierno de España centre todo su discurso sólo en los indicadores macroeconómicos y en el trabajo, el empleo y el paro. Hasta en 58 ocasiones empleó estas palabras en su discurso frente a las 8 veces que utilizó palabras como familia y educación.

 

Para hacer honor a la verdad, en la sesión de la tarde, abordó algunos temas sociales de pasada. Pero, nuestro Presidente del Gobierno omitió en la primera y principal intervención del Debate sobre el Estado de la Nación que el primer baluarte para poder afrontar las durísimas medidas macroeconómicas llevadas a cabo por su gobierno ha sido la fortaleza del tejido familiar español. Y esto último, a pesar de los ataques que recibe la familia, el matrimonio, la vida y la libertad de educación de la mayor parte de la clase política española.

 

El análisis del origen de la situación económica que ha descrito Rajoy es certero, pero sólo en parte. Resulta que las causas de la actual crisis no están sólo en factores financieros o en la ausencia de decisiones económicas de los gobiernos anteriores sino, sobre todo, en las leyes aprobadas en nuestro parlamento en materia de familia, vida y educación.

 

La ley tiene su pedagogía propia. Aquello que es legislado pasa al imaginario de la conciencia social colectiva como algo bueno por el hecho de aparecer publicado en el BOE. La justificación por ley de hechos que atentan contra la dignidad de la persona crea opinión, modela las conciencias y genera conductas. De este modo, la deconstrucción de la familia, del matrimonio y de la libertad de educación llevada a cabo por el legislativo ha traído como consecuencia la corrupción del sistema social en el que vivimos con desastrosas implicaciones en el tejido laboral y económico.

 

La honda crisis socio-económica de la democracia española hunde sus raíces en la devaluación por ley de la vida, del matrimonio y de la educación. La carencia de trabajo, de empleo y los desahucios son consecuencia de las corruptelas económicas y del dinero fácil obtenido, en muchos casos, sin esfuerzo y mérito. Pero, sobre todo, de unas políticas, inspiradas en la perspectiva de género y la deconstrucción de la familia, llevadas a cabo por los últimos Gobiernos de España y por el “statu quo” mantenido por el actual.

 

Sin embargo, aún así, muchos hogares están dando el “do de pecho” y salen reforzados de la crisis. En España, hay muchas familias numerosas que garantizan y abalan la seguridad social y las pensiones, dinamizan la economía y aumentan el consumo. Al mismo tiempo, en España hay muchas las familias estables y matrimonios comprometidos que han sido el hogar de acogida de un sinfín de personas desamparadas, que se han visto afectadas por las decisiones equivocadas de aquellos que deberían haber previsto la situación de crisis social en la que estamos inmersos.

 

‘El dinero no trae la felicidad, pero ayuda’, reza el refrán castellano. Pero de nada servirá el dinero y el trabajo sino tenemos con quien compartirlo. Efectivamente, señor Presidente del Gobierno, tenemos futuro, pero no sólo con las medidas de fortalecimiento de la economía de su Gobierno, sino, y sobre todo, con aquellas medidas con perspectiva de familia que una gran parte de la sociedad española está esperando. ¿Cuándo llegarán?

 

 

 

 

 

 

Comentarios

José Luis 27/02/2013 17:49 #3
Que sí, que la economía es muy importante, pero más importante todavía son las personas y sobre todo la existencia de familias que están apoyando a todos los desamparados. Nunca como en estos tiempos, la familia ha sido tan necesaria como en estos momentos.
Fernando 27/02/2013 11:21 #2
Es lamentable lo de este gobierno. ¡¡Cuántas esperanzas frustradas!! Es lo de tener un gobierno que no tiene más ideología que el dinero y el mantenerse en el puesto.
VICENTE 26/02/2013 21:22 #1
Excelente post, como siempre. Lleno de sentido común, que tanto escasea en nuestros días, y con una certera descripción de la realidad social. Cuando la política está destruyendo la confianza de la sociedad, la familia es la única institución que sabe lo que tiene que hacer, y lo está haciendo.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: