Rodriguez original original

Perspectiva de familia

José Javier Rodríguez
Blog de José Javier Rodríguez Santos

El divorcio no es la solución (III)

En nuestras ciudades, en nuestros entornos sociales y laborales lo que predomina son matrimonios casados felizmente y con hijos. Esa es la realidad social de España y esa circunstancia nos está ayudando en estos momentos de crisis económica, social y del sistema de enseñanza.

Tercera conclusión del IV Congreso del foro de la Familia [1]

 

€œA pesar de todo, el matrimonio estable y serio y la familia constituida sobre él, tienen una vigencia social en España de proporciones cuantitativas y cualitativas impresionantes, hasta el punto de que no es incorrecto calificar a la sociedad española como una de las sociedades más familiares de la Unión Europea. La actual crisis económica está poniendo de manifiesto una vez más la fuerza de la familia en España y su eficacia como institución humanizadora, solidaria y de acogida.€

 

Vigencia del matrimonio en España

 

Últimamente en nuestro entorno parece que hay muchas €œparejas€, y que éstas  van aumentando por doquier. Sin embargo, son muchos más los matrimonios civilmente constituidos. Hagamos un repaso crítico por los medios de comunicación, transitemos por las calles de nuestra ciudad con espíritu observador€Ś !Cuántos matrimonios descubriremos! Sí, esa es una constatación sociológica que hasta el CIS reconoce. La familia, y todo lo que ello implica, es la institución más valorada en España [2]. Y eso es así porque el matrimonio y la familia son previos al Estado y a su legislación.

 

La familia como fuente de estabilidad y progreso social

 

Las crisis familiares o matrimoniales no han de temerse. Las dificultades del hogar no son nocivas si en sus miembros hay esperanza y deseos de mejorar y ayudar. Es más, me atrevería a afirmar que todos problemas familiares son elementos positivos y necesarios en nuestros hogares. Esto es así porque en toda crisis surgen oportunidades para el cambio, el progreso y la superación personal. Por ello, los matrimonios que han superado sus dificultades con éxito son una garantía de progreso social y se revisten con una valía y una fortaleza nada desdeñable para el conjunto de la sociedad. Quien en su casa aprende a sobreponerse a las tempestades internas será capaz de brillar en cualquier situación de su vida social y laboral.

 

La familia acoge, humaniza y socializa en igualdad

 

La familia, fundada sobre el matrimonio entre un varón y una mujer, es el escenario privilegiado para la vivencia de una libertad responsable y comprometida. Este compromiso marital exige renuncia y esfuerzo por parte de los cónyuges y es, precisamente, este aspecto de la entrega generosa, estable y comprometida lo que se ha querido omitir y soslayar en la última reforma del Código Civil en materia de matrimonio aprobada en las Cortes el año 2005. El matrimonio, según nuestro código civil, se ha convertido en un electrodoméstico de última generación. Si se estropea, se lleva al punto limpio y se compra uno nuevo.

 

Sin embargo, el matrimonio es la implicación por lo bueno y noble. Es lucha por construir la paz social a base de pequeños acuerdos en el hogar; crea un clima adecuado para el desarrollo humano de los hijos; es un compromiso y un trabajo continuo por construir, con la colaboración e implicación de todos, un entorno para el diálogo y el encuentro...

 

A leer se aprende leyendo, como a sumar, sumando; a montar en bici, subiéndose a una bicicleta; a hablar, hablando€Ś Pero para aprender a amar, se precisa, primero, dejarse amar. Eso sólo será posible en aquellos matrimonios donde se vive el perdón, la reconciliación y las segundas oportunidades. De ahí que el contrato matrimonial supere con creces al Código Civil y su reglamentación, porque en su esencia admite la posibilidad de que una de las partes falle y que la otra perdone. De esta manera el matrimonio se convierte en la primera institución humanizadora, solidaria y de acogida sin parangón alguno.

 

Notas:

[2] El matrimonio SÍ importa, http://elmatrimonioimporta.org/

[1] BARÓMETRO del CID, SEPTIEMBRE 2010 http://www.cis.es/cis/opencm/ES/1_encuestas/estudios/ver.jsp?estudio=10602

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: