Mariaamor silueta original

Palabras para mis inquietudes

María Amor Rodríguez Blázquez

MEDIACIÓN EN LA FAMILIA

A lo largo de su vida, las familias deben hacer frente a diversas situaciones de dificultad, que si no se resuelven adecuadamente producen malestar y daño entre sus miembros.

 

Los conflictos son parte de la convivencia, es imposible pensar en una familia que no tenga problemas o en la que no existan o hayan existido conflictos.

 


 El conflicto conduce a la búsqueda de una gestión del mismo para que los miembros de la familia crezcan y desarrollen las maneras y habilidades para saber relacionarnos con todos los miembros y así encontrar una solución válida para todos.

 

De todos los conflictos sociales, los conflictos familiares son los más comunes y suelen ser los que emocionalmente más dolor producen, ya que existe amor entre todos los miembros de la familia y el problema no es solo como se siente cada miembro, sino la preocupación o culpabilidad porque otro miembro de la familia lo está pasando mal.

 

Muchas veces, las familias no saben o desconocen cómo se pueden resolver esos conflictos.

 

La persona mediadora presenta herramientas que ayudan a las familias a resolver sus problemas con mayor facilidad, estableciendo negociaciones, pautas, relaciones positivas, entre todos los miembros, y así todos los miembros de la familia se identificarán adecuadamente y conocerán sus funciones, sus obligaciones y como llevar a cabo su papel.

 

Los principios básicos de la mediación son:

 

La participación voluntaria, de tal modo que las personas acuden al proceso porque quieren, porque están de acuerdo en participar en la mediación. Es importante saber diferenciar mediación de orientación o de terapia familiar.

 

El secreto de confidencialidad, No se hablará fuera de las sesiones de lo que se haya hablado en el despacho de mediación, no se puede utilizar esta información para conseguir otros objetivos diferentes al que marca el proceso de mediación. El mediador nunca será perito ni testigo de hechos relativos al proceso de mediación en el que hubiera mediado.

 

La neutralidad mediador,  El mediador garantizará el equilibrio y la equidad entre las partes. Tratando de conseguir que los participantes aprendan a tratarse con respeto y ponerse en el lugar del otro.


Es muy útil cuando se trata de parejas con hijos menores que, a lo largo de su vida, van a tener que decidir sobre cuestiones no pactadas en un principio y que surgen conforme crecen.

 


Las familias acuden a un servicio de mediación cuando:

 

Existen problemas en la pareja, no es preciso llegar a pensar en el divorcio o separación para solicitar una mediación, es un error identificar mediación con divorcio.


Existen problemas de relación entre padres e hijos, la adolescencia llega a la familia y en ocasiones no sabemos cómo afrontarla, el fracaso escolar, la no comunicación.


Existen conflictos con mi familia a la hora de tratar el tema del cuidado de los mayores.


Existen conflictos con la familia política.


Problemas de herencias.


Conflictos entre hermanos, malos entendidos, no saber llegar a negociaciones entre ellos
Y más...

 

Como se puede observar y como ya he comentado la mediación es una herramienta muy útil y que aún no es utilizada todo lo que se debiera.

 

Nos proporciona ahorro en tiempo y dinero y hace que aprendamos y obtengamos las habilidades necesarias para enfrentarnos a conflictos.

 

Siempre que se dé una buena mediación, en la que las partes y el mediador cumplan con los principios marcados en este post, el resultado de la misma va a ser efectivo en el tiempo y positivo para todos los miembros.

 

Gabinete Trabajo Social Avila, le ofrece un servicio de mediación experto. No dude en ponerse en contacto, toda la información en www.gabinetetrabajosociaavila.es

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: