Mariaamor silueta original

Palabras para mis inquietudes

María Amor Rodríguez Blázquez

¿ACOSO ESCOLAR?

Uno de los mayores problemas del acoso escolar es poder demostrar que se está dando esta situación.


Cuando observamos cambios en nuestros hijos, tristeza, no querer ir al colegio, sin ganas de hacer nada, o simplemente nos comenta situaciones extrañas en el colegio, no debemos dejarlo pasar, a lo mejor no es nada, pero es obligatorio asegurarnos que no se está dando una situación de acoso.


El acoso escolar no es solo físico, los golpes, empujones, suelen llegar en la última etapa del acoso, primero comienza con agresiones verbales e intimaciones que van aumentando con el tiempo, pueden consistir en ir hablando mal de él, insultos, amenazas, motes, todo se programa  para hacer sentir miedo a la otra persona, que se sienta intimidado.


El acoso psicológico se da de manera contínua, llegando a aislar a la persona, sin hablarla, sin dejarla participar en nada, esta situación, hace que los demás niños o compañeros la compartan y se alejen totalmente de la persona acosada, en muchos casos ni siquiera se ofrece el saludo, por miedo a que el acoso sea hacia ellos.
Para considerarse acoso, la situación debe persistir en el tiempo, no se considera acoso, una situación puntual en la vida escolar del niño.


Si sospechamos que nuestro hijo puede estar sufriendo acoso escolar, no debemos sentir miedo para defenderle, y en ocasiones, los propios padres tememos que esa situación sea contra nosotros, y preferimos callar, no debe ser así, seguir con esta situación es convertirnos en cómplices, debemos dar ejemplo y tener claro que ante cualquier caso de acoso lo que hay que hacer acercarnos a la persona acosada,  y pedir ayuda de la manera que cada uno crea adecuada.

 

Los profesores no suelen ser personas que puedan intervenir directamente, porque casi nunca son testigos de este acoso, nunca se realizará una situación conflictiva cuando haya un profesor delante, los padres, debemos darles a conocer la situación para que haya un seguimiento más cercano. Por lo que queda claro que el papel de los padres es fundamental para detectar el acoso, estando atentos a los cambios de conducta que no sean normales en nuestros hijos:


Estos son algunos de los puntos a tener en cuenta para detectar un acoso escolar:


Si se da cambio de conducta, se muestra más violento, con rabietas, irritable…


Presenta dolores de estómago, cabeza, sin causa médica.


No quiere ir al colegio, le da miedo ir.


No habla sobre nada de la escuela.


Problemas con su rendimiento escolar.


Aparece material escolar estropeado, roto..


No dude nunca ponerse en manos de un profesional, si considera que su hijo puede estar sufriendo acoso laboral. www.gabinetetrabajosocialavila.es, le ofrece profesionales expertos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: