Perfil sanclucar original

Palabras de Poeta

Guillermo De MIguel Amieva

UNA VERDAD ENTRE EL CIENO.

Las tempestades siempre permiten acudir a los refugios, pues la guerra del mundo -esto es, la hipocresía, el egoísmo, lo inauténtico- difícilmente repara en aquellos apartados lugares donde el hombre encuentra calma.

~~
 

No me creo lo de Grecia, ni lo de Ciudadanos con Polanco. La política me da más sospechas que certezas. Creo que lo de Grecia es un pacto y puro teatro. En mi opinión, los poderes financieros no se la juegan con variables políticas tan incontrolables como que unos chicos radicales ganen las elecciones o que unos naranjas avizoren quitar poder.. Siempre hay estrategias para imponderables y quizás todo esté calculado. Te dejan hacer tu teatro pero luego hay que dejar una salida. Tu haces tu papel de cara a la galería. Convocas referéndum pero aceptas mis condiciones en una carta. Me hablas de regeneración política pero yo quiero acuerdo de gobierno. El referéndum saldrá sí. No hay que pensar mucho. Votarán a favor de Europa los que no votaron a Alexis. También votarán los que acepten pero con las condiciones que pide el presidente. Si sale no, los señores con traje tienen plan b. Nada es aleatorio ni nada se deja a la improvisación. Mucho menos el dinero.

 

 

Creo que la política europea no es democrática desde que Alemania se ha ocupado de que no lo sea. La tecnocracia manda. Estamos en San Fermín, y todo es creíble fuera de la política, hasta que un toro rebañé los sesos de una sola cornada a un banquero distraído, pero nunca nada dentro de ella. Es inhumana. Están creando una gran dictadura consolidada por el interés financiero. El problema del excesivo teatro en política es que si viene el lobo de verdad —el de afuera, léase el Estado Islámico— el teatro no servirá como recurso y harán falta políticos de verdad.

 

 

Todo es un cuento chino pero ayer se alinearon Venus, Júpiter y Saturno y yo lo vi desde el alto de Piedrasluengas. Regresaba de Llanes de visitar a mi madre. Primero me di un baño de desnudez en la playa de Torimbia de Niembro. Un lugar sagrado perteneciente al Dios Tor. Los planetas me llevaron luego por el sendero que se llega a Moarves de Ojeda. Me senté junto a la acacia del recinto exterior de la iglesia de San Juan Bautista para contemplar el frontispicio. Es una maravilla del románico mundial. Por un momento sentí la intemporalidad y hasta creí estar en unión con Jesús y los apóstoles. No había nadie. Sólo golondrinas. Solo ante el tiempo eterno, todo parecía sin embargo verdadero. Por un momento sentí a Dios vivo. Me di cuenta que él y los apóstoles del frontispicio tienen los ojos cerrados. En paz. Tras todas las tempestades viene llegando la calma.

fotos: Iglesia de San Juan Bautista de Moarves de Ojeda (Palencia

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: