Fernandoperezmadrazo copia original

Mirada de un lugareño

Fernando Pérez Madrazo
Blog de Fernando Pérez Madrazo

El sentido de la Navidad

Se acerca la Navidad y con ella un periodo marcado por las compras y los regalos. Es el momento en el que las empresas ponen en marcha una auténtica ofensiva comercial con la que buscan sacar a los clientes a la calle para que consuman sus productos.

Sin embargo, el consumismo compulsivo es lo más insostenible ambientalmente que puede haber. De hecho, si el actual modelo de consumo se extendiera por todo el mundo, serían necesarios tres planetas para hacer frente a la demanda de materias primas y fuentes energéticas. En Navidad esos ratios de consumo se disparan.

 

Menos papel y más e-mails es la máxima de las tarjetas en plena era de internet. Ahora que lo de pegar sellos parece de otra época, cada vez se opta más por enviar felicitaciones a través del correo electrónico.

 

Este cambio de costumbre es una perfecta medida de ahorro contra la crisis económica. Las empresas evitan el envío postal de grandes cantidades de tarjetas navideñas y se aseguran una difusión inmediata del mensaje, ya que el usuario lo recibe directamente en la bandeja de entrada de su correo electrónico.

 

La empresa BSH Electrodomésticos las pasadas navidades decidió donar a Cáritas los 6.000 euros que antes gastaban en enviar tarjetas navideñas a sus clientes, proveedores y colaboradores. La donación fue destinada a el proyecto de 'Acompañamiento domiciliario y comunitario', pensado para personas con dependencia física, mental o en una situación de exclusión social. Más iniciativas así merecen la pena.

 

En estos tiempos de crisis en la que estamos inmersos todavía quedan actos de solidaridad y del espíritu de compartir con los que más lo necesitan, prueba de ello es la empresa de Electrodomésticos antes citada.

 

La Navidad debe ser un tiempo en el que deberíamos expresar el amor de unos con los otros, a través de una convivencia basada en la igualdad, en la que nadie se considera superior a nadie, en donde a nadie le falte lo necesario para vivir con dignidad, porque el que tiene más comparte con el que no tiene para vivir dignamente, de forma gratuita, es decir sin esperar nada a cambio.

 

El mejor regalo que nos podemos hacer es pensar. Sí, pensar. Pensar en qué significan para nosotros estas fechas. ¿Sólo son días para regalar? ¿O es también una fecha para reflexionar acerca de nuestras vidas? ¿Cuáles son tus deseos?

 

Ronnie Harris, un niño de 10 años de Inglaterra, no quiere que el Viejito Pascuero, es decir, Papá Noel, le traiga ningún regalo. Lo único que pide en su carta es algo que no puede dejar indiferente a nadie: salud para su padre, que sufre cáncer cerebral.

 

“Querido Viejito Pascuero, estas Navidades quiero algo muy especial. Mi padre tiene un tumor en el cerebro, y yo sería el niño más feliz del mundo si encontraras la manera de curarlo. ¡Muchas gracias y feliz Navidad! Atentamente, Ronnie Harris”, dice la carta del pequeño.

 

Ojalá en este tiempo que nos aguarda muchas personas postergadas, enfermas, desilusionadas y cada uno de nosotros podamos llegar alcanzar lo verdaderamente importante en nuestras vidas y nos llenemos de ilusión y de ganas por luchar en esta vida por aquellos elementos sustanciales que dan coherencia a nuestra vida como es rogar la salud y curación de las personas a las que más queremos al igual que así lo ha pedido Ronnie Harris, un ejemplo del verdadero espíritu de la navidad, la esperanza.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: