Loreto original

Maternando

Loreto Cibanal
Método Estivill

Nacimientos

Durante esta semana he tenido noticia de varios nacimientos de amigas y conocidas y cada vez me resulta más difícil escuchar según qué cosas€Ś es como regresar al pasado, a mis propios partos, y mis propios comentarios sobre ellos, ante los que a pesar de que algo dentro de mí me decía que no habían sido €˜buenos€™, sin embargo, a tenor de lo que yo intelectualmente conocía en ese momento, objetivamente sí que lo habían sido y así lo manifestaba.

!De hecho era casi una heroína por no haber utilizado la epidural! Fueron tres los profesionales que tras mi primer parto vinieron a felicitarme por ser la única de las 15 mujeres que dimos a luz ese día que no la había utilizado€Ś !increíble!, pero otros tantos me manifestaron abiertamente que era tonta por sufrir un dolor innecesario !más increíble! Eso innecesario hoy tiene 8 años y se llama Mario, y ahora sé (por los datos científicos, no porque yo sea una fanática de nada) que hice algo importante por él y por mí.

Por fortuna, cada vez hay más asociaciones y grupos dedicados a difundir la importancia de no medicalizar el parto y el embarazo (El parto es nuestro, ANEP, Mares Doules, etc.), y de apoyar a la mujer para que tome consciencia de que ambos son procesos fisiológicos que se desarrollan de forma natural, sin necesidad de intervención externa (excepto en algunos casos), y que ésta lo único que aporta a ese momento íntimo es el alejamiento emocional de la mujer de lo que está viviendo, lo que altera la producción hormonal natural necesaria para el desarrollo de estos procesos, lo que provoca a su vez que esa medicalización e intervencionismo se hagan necesarios para continuarlo, y así comienza la pescadilla que se muerde la cola€Ś

Por desgracia, aún hay mucho trabajo que hacer para concienciar, por un lado a los profesionales para que ellos también luchen desde dentro contra muchos protocolos clínicos con los que no están de acuerdo (sobretodo los matrones), y por otro, informar a las mujeres de lo que es el embarazo y el parto desde un punto de vista más natural y biológico para que luego puedan decidir libremente cómo alumbrar a sus hijos; y si así lo desean, exigir un trato más respetuoso en los paritorios para que el proceso se pueda llevar a cabo de forma más fácil e incluso sin dolor, pero sin epidural, y eso solo es posible procurando un ambiente íntimo donde nos sintamos seguros€Ś quizás por la carencia de este ambiente en los centros clínicos cada vez más mujeres deciden realizar un parto en casa.

Bueno, a estas alturas ya habrá alguno con las manos en la cabeza€Ś pues vayan bajándolas, en algunos de los países más desarrollados de Europa, no es que lo acepten con naturalidad, sino que este tipo de parto es gratuito y asistido, mientras que el hospitalario, si no está muy justificado por causas médicas, hay que pagarlo€Ś vamos a ir digiriéndolo y la semana que viene continuamos€Ś

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: