Luna azul original

Lunes en la Luna

Nuria Herrera

Mi amor salvaje abre las puertas

Sexto día decreciente de la luna del ciervo

Catarro en julio como una maldición de los infiernos. El cuerpo para, el cuerpo me obliga a parar. Ven aquí, tira de mí misma desde el fondo de mí. Y luego me pide que mire escenas, me trae imágenes, me dirige a tomas de conciencia que postergo cuando estoy firme. Enferma, del latín, in-firmus, sin firmeza. Siempre he pensado qué de tiempo ahorraríamos si supiéramos más latín. Porque el latín con todos sus sufijos, prefijos y declinaciones, lo cuenta todo. Ahora usamos el idioma con una pose de usar y tirar, sin saber lo que decimos.

El lenguaje modeliza el mundo, crea el mundo, esa es una de las  grandes verdades que aprendí en la carrera. De las otras no me acuerdo, la que importa  ahora es ésta, pero  no son muchas más. Al final, en esencia.Quiero levantarme, tengo mil cosas para hacer que se convierten en pájaros en bandada dispuestos a tirarme del pelo. Pero, sin firmeza. Si abro los ojos veo fiebre, si me siento, estoy borracha. Los moquitos han opacado la claridad de pensamiento y es que no se puede estar mala en julio, jersey y manta, con este calor; si llevo varios inviernos sin cogerme un catarro, ¿cómo puede vencerme la potencia de un aire acondicionado? A veces, lo del progreso…El cuerpo me obliga, y el cuerpo es sabio. Ahí fuera está la honestidad de los mineros luchando, la pena de las hectáreas quemadas que se convertirán en casas nuevas.

Y más cosas, más allá. Realidades que, acatarradas, hasta te levantan la lágrima. Si pudiera moverme ahora mismo y con un dedo cambiar el mundo…¿dónde está el botón?Aprovecho para lo de los chakras. Pues si ni ordenador, ni libro, ni libreta, sólo un poco de guitarra, si mi cuerpo que es sabio quiere que sea, sin hacer: me busco el rojo, el naranja, los cauces de la energía, me pongo reiki allí donde me cuesta, bajo a las profundidades de mis intestinos, de mi garganta irritada con las palabras que se han quedado sin salir. El chakra de la garganta me interesa mucho últimamente. Su azul celeste. Su capacidad de transmutación.

Estoy escribiendo de él y se pone alegre, por eso me interesa, porque  es un chakra alegre. Eso me lleva a la cantidad de playas llenas justo en este momento, la cantidad de música chula (que también la hay) por ahí sonando, caras y más caras sonriendo, pasándolo bien, hasta cantando, con su chakra alegre activado…esto me hace reírme sola, los estados febriles tienen esta cosas … Será la fiebre o el chakra lo que me ha hecho extenderme, hoy les traía una canción y su catarsis personal. Una canción y algo que escribí escuchándola. Dulce verano estén teniendo mientras leen esto. Si es al aire libre, mejor.

 

***


Mi amor salvaje abre las puertas

salta por la ventana y dice

lo ves

se puede saltar desde un séptimo y que no te pase nada

me llama desde abajo

dice salta vamos a hacernos amigos del diablo 

 

Mi amor salvaje abre las puertas

el fluir de la sangre alivia el corazón dice

el dolor es un pan caliente dice

vamos a comerlo en la noche del no-tiempo

para ofrecérselo a dios 

 

Mi amor salvaje quiere abrir las puertas del amor

mi amor quiere

y yo lo miro sin respirar en la oscuridad de la habitación.

 

http://youtu.be/I0KY3NMCpuQ

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: