Luna azul original

Lunes en la Luna

Nuria Herrera

Local de ensayo

Décimo día decreciente de la luna de la cosecha

 

 

 

 

 

Cajas de huevos encima de corchos blancos porque la batería golpea fuerte en la guitarra del vecino en el local de al lado en un pueblo recién anochecido de Castilla.

Esto, levanta el horizonte en loma y por muchos kilómetros se extiende en  meseta mientras yo observo su cuesta con los ojos fijos en este papel…

Tan cerca de la moqueta no respiro, digo, se nota más el polvo. Agradezco octubre, cielo limpio y aire frío, las tres baterías que me rodean, la voz y la guitarra eléctrica.

Todo era cosa del ritmo: de no perderlo, de acertarlo, de cambiarlo a tempo,  de eso, del tempo, y de sus contras.

(Cuántas veces lo decimos sin saberlo en el día a día ; piensa : qué de frases).

Cintia golpea las baquetas con dos siglos de sabiduría y canta ( el ritmo); creo haberla visto alguna vez en medio de un bosque e incluso recordar su trenza. Diría celta, duenda, maga, ah, oh, música. Yo no sé si en Ávila saben que Cintia existe, pero deberían.

Regalo de Mistycalle, otro más.

Curiosas todas las uniones que ha producido Mistycalle, curioso Mistycalle en sí mismo.

Cuánta gente con ganas de ilusionarse, cuánta gente, qué alegría, yo ya lo sabía.

Por esas caras, por esas, creo en el mundo, en el buen fin de nuestra raza.

Sí que se puede, yo lo he visto.

El tambor lo cuenta cuando llama y todos responden  al ritmo madre.

Luego, más tarde,

aparecieron las cuerdas

y no hubo lugar en la tierra

donde no se quisiera tocar una guitarra.

No hubo un pueblo,

una adolescencia

que no buscara en la música

llegar a ser quienes ya eran.

*******

(I)

Simbología

o interplanos.

Quizá es focalización:

algo

se apresa

ahí donde los ritmos se conocen

en ese frío de noche

que asoma al otoño por las estrellas

si no fuera fresco el silencio

dios no estaría detrás de la orquesta.

Oliendo el mundo decía?

Ah pues no,

musicándo-lo.

 

(II)

El frío también

anda detrás del acierto,

del centro.

El frío concepto

despeja la mente

de sus propios bucles de

razones de sueños,

son monstruos.

 

(III)

Observar capturar

una posición

es parar

hasta más allá de la muerte.

La que ya no me alcanza.

Atrás,

justo detrás, al rebufo

de todos los ya-siempre.

 

(IV)

En penumbra:

 

He vivido en una ventana con una buhardilla en el techo

…aquel día

en el refugio cúbico y cerrado,

útero en el que resguardarse,

del aire

en sucedáneo

lo ví.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: