Noemi fuentes original

¡Leamos!

Noemí Valiente
Blog de Noemí Valiente sobre la lectura de libros

Releer

No suele hacerse en muchas ocasiones, ¿por qué repetir? ¡Hay tanto pendiente por leer! Pero si el libro nos ha gustado lo suficiente, si vuelve a nuestros pensamientos con frecuencia podemos volver a leerle. Es una forma de ver con otros ojos

Para releer hace falta que se dé al menos una de estas dos condiciones, que el libro nos haya llegado más dentro que de ordinario, entusiasmado más que el resto; y/o que haya pasado el tiempo suficiente para que nos apetezca revivir las emociones que con él aparecieron.

 

Releer es algo más que volver a leer y nos permite bucear en los mecanismos internos de los libros, desenredar los nudos que forman su armazón y entender más. En definitiva conseguiremos ser mejores lectores.

 

Y es que a menudo leemos con avidez porque cedemos a una ansiosa curiosidad, más intensa cuanto más interesante es la trama. Así es fácil que muchas cosas pasen desapercibidas. Pero si algún tiempo después volvemos a ese libro lo haremos de un modo más pausado, lo saborearemos más. Ya sabemos qué ocurre al final, no queda avidez. Ahora sólo degustamos porque no hay prisa.

 

Hablando de releer, una amiga y gran lectora usó la palabra sorpresa, “pérdida de la sorpresa”. Me hizo pensar. Parte de la satisfacción de la lectura consiste en acercarte a la novela para dejarte sorprender por su forma de contar, por la originalidad que puede traer consigo una obra nueva. Y al releer se pierde ese cosquilleo de la primera vez, del descubrimiento. ¿Te decepcionaría una segunda lectura? Prueba, ¿o tienes miedo?

 

En otro de mis cuadernos anoto todos los libros que leo. Y los que aparecen en tinta roja son los que considero que merecen la pena ser releídos. No tengo prisa, no me pongo un plazo. Ya encontraré el momento. O puede que no.

 

Y si enlazamos con lo que decíamos hace unas semanas respecto a escribir en los márgenes, cuando releemos podemos revisar las notas que tomamos la primera vez, para comprobar así en qué hemos cambiado y qué partes de nosotros han permanecido inmutables.

Comentarios

Mcguffin 21/06/2013 09:33 #3
Me encanta releer. Sólo son dignos candidatos los que te dejaron ese poso, ese regusto que te lleva a bucear otra vez por los mismos para estrujar un poco más su sabor.
Miguel 19/06/2013 18:23 #2
No me gusta releer. Cada libro tiene su momento, tiene su entorno. Un libro que lees de vacaciones en la playa es un libro relajante, un libro que lees antes de irte a dormir es un libro de "hasta mañana por la noche... continuado". No me gusta releer, cada entorno, situación o estado anímico particulariza y personaliza un libro, lo hace único. Dicho esto, estoy releyendo la Isla del Tesoro (a veces, la vida te lleva por caminos por los que en principio no irías nunca)
cerrodominante 19/06/2013 15:53 #1
es verdad que con todo lo que hay por leer, releer parece como una "pérdida" de tiempo, pero hay libros que aunque los lea mil veces, me descubren algo nuevo. yo tengo dos muy especiales, la casa de los espíritus y el club de los poetas muertos. Cada vez que los abro y leo indiferentemente en sus páginas, descubro cosas que en anteriores lecturas se me habían escapado. También me pasa con películas: Casablanca y los Puentes de Madison, por ejemplo. Y alguna más.....

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: