Noemi fuentes original

¡Leamos!

Noemí Valiente
Blog de Noemí Valiente sobre la lectura de libros

Leer en verano

Hay muchas circunstancias que hacen que el verano sea una estación propicia para la lectura. Pero no nos hacen falta excusas, ¿Verdad? En verano y siempre: ¡Leamos!

En la piscina, después de un rato jugando en el agua, tumbada sobre la toalla. La brisa, escasa, se enreda con las plantas que dan sombra al recinto. Abro un libro enorme: "Anna Karenina", "Crimen y castigo" o "Nuestra Señora de París". Porque en invierno no hay tiempo para los clásicos. Es el momento. Me sumerjo de nuevo.

 

Semana de vacaciones en Nueva York. Para la espera en el aeropuerto y las largas horas de vuelo, con el sol deslumbrando mis páginas, un libro. Pequeño. Ligero. Comprado en  la librería del aeropuerto, en la estantería de los mas vendidos.  Lo terminaré en el viaje de ida y lo dejaré en Central Park, donde el bookcrossing es más que un experimento.

 

Sin vacaciones de verano porque hay mucho trabajo en la oficina (y ahora mismo eso es una suerte). Para la pausa del mediodía tengo un libro de misterio ambientado en una isla. ¿Quién dijo que este verano no podría estar junto al mar?

 

Paso una semana en el pueblo de los abuelos. Es tan pequeño, somos tan pocos que  se me antoja estar en Macondo. Pero sólo porque estoy leyendo a García Márquez. Y después, tarde de bicicleta.

 

Hay tantos libros como ocasiones diferentes. Frescos, ligeros o densos como el calor de este estío, que bate récords en los termómetros de nuestra ciudad.

 

Escoge el tuyo. Puedes elegir varios porque el verano, aunque breve, se estira más que las páginas de un solo libro.

Comentarios

Kirovograd 03/08/2013 10:38 #3
¡Qué razón tienes! Para los que no tenemos vacaciones este verano es una buena manera de desconectar del curro y disfrutar de diferentes lugares ...
Autora 30/07/2013 17:23 #2
Qué bien suena ese plan
Beatriz 29/07/2013 16:04 #1
Es la mejor forma de relajarte. A mí me encanta llevar un libro (en esta época ya en formato electrónico) al campo y leer hasta que la luz no da para más y después disfrutar del atardecer. Algo que solo puede hacerse en verano!

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: