Inda jaus original

La cuarentena

Inda Jaus
Blog de Inda Jaus

Vamos a recortar verdades, tralará

Hoy somos más pobres que ayer, pero menos que mañana. Miro alrededor y me quedo con ganas de decir €œEspaña, no te reconozco€. Pero no lo digo porque parecería una gracieta, y esto no la tiene. Ni puta gracia, vaya. Nos hemos caído del guindo para descubrir que un gobierno es un enemigo tan formidable que aunque rompa todas las leyes de la moral, la decencia y el sentido común, sigue funcionando de forma autónoma. No solo nos ignora, si no que nos oprime, nos empobrece, nos humilla y nos condena. Como si se tratara de un monarca del XVII, solo que a esto lo hemos elegido los ciudadanos idiotizados. Y nos miente. Nos mienten constantemente. Cada ministro. Cada diputado. Cada vez que abren la boca. Con una tranquilidad palmaria, eso sí ÂżQué no? Fijaos cómo ha cambiado el cuento.

El cuento se titulaba €œLo que España necesita€ y era el programa electoral del PP para las elecciones generales de noviembre de 2011. Y en este sentido, todo era 100% cierto: era un programa electoral, ideado y publicitado para ganar unas elecciones. Pero desde que han convertido la política es un inmenso saco de mierda resulta que un programa electoral ya no es un programa de gobierno. No, no, no. Ahora los ciudadanos votamos a ciegas, como tontolinos. Los partidos pueden poner en sus programas que van a crear tres millones de puestos de trabajo, que van a construir un tranvía en Salamanca o que procederán a la conquista de Marte tras la resurrección de los muertos. Lo que digan da igual. No importa si es pintoresco o terrorífico. Sea lo que sea, no es vinculante. Nada ni nadie les obliga a cumplirlo. Lo que para una empresa sería una demanda por publicidad engañosa, para un gobierno es de lo más normal. Normalísimo, vaya.

Me atasco en el capítulo primero. Es uno muy molón que reza €œMás sociedad, mejor gobierno€. Según lo leo, tengo claro que es la parte en la que se inicia el romance. La chica más popular del insti y el chico más apuesto del equipo de lacrosse. Y como sé más por perra que por vieja, me huelo que las primeras mentiras están a punto de asomar. A saber cuáles eran estas felices promesas:


El crecimiento económico y la generación de empleo. Tenemos que poner las bases de una economía más competitiva para recuperar la confianza y volver a hacer de España el mejor lugar para invertir y crear empleo.

En esto vamos fenomenal. Lo que no sabíamos es que está escrito con tono ladrillero y primero tienen que dejar esto hecho un solar. No hay nada como un erial para comenzar a construir algo. Muy bien, Mariano. Eso sí, acuérdate de abrir fosas para esconder los cadáveres.

La mejora de la educación. Esta es la clave de una sociedad de oportunidades. No nos podemos resignar a dar por perdidas generaciones de españoles.

La garantía de la sociedad del bienestar y de la protección social, mediante las reformas que hagan más eficientes y mejores nuestros sistemas educativo y sanitario, y aseguren así las prestaciones a las futuras generaciones.

ÂżQué puedo decir de esto? No puedo estar más de acuerdo. Lástima que no estuvieran hablando de España. Aquí la educación, la sanidad y el estado del bienestar los hemos mejorado tanto, tantísimo, que no los reconoce ni su padre. Aulas masificadas, escasez de profesores, hospitales a media plantilla o privatizados, copago farmacéutico, hachazo a la Ley de Dependencia€Ś Mariano, define €œmejora€, €œoportunidades€, €œgarantía€ y €œeficiente€. También acláranos el concepto de €œfuturas generaciones€, porque estás dejando esto que no se va a quedar aquí ni la niña de los chuches€Ś


La reforma y la modernización del sector público bajo los principios de austeridad, transparencia y eficacia.

El fortalecimiento institucional y la regeneración política. Necesitamos instituciones fiables, previsibles, la vuelta al respeto a la ley y a la seguridad jurídica.

Uy, estas promesas me parecen ya lo más de lo más. En lo de la austeridad, lo han clavado. Lo que pasa es que por un error de imprenta o por que el perro se me comió los deberes, pues no se le está aplicando al sector público (que sigue siendo un gordo seboso cubierto de pelo horroroso), si no a los sufridísimos e irrelevantes ciudadanos. Y ahora, Mariano, define €œtransparencia€, €œeficacia€, €œrespeto€ y €œseguridad€. Por si no lo sabes (que seguro que no), pocas cosas inspiran menos confianza ahora mismo que un ministro, un juez del supremo, un consejero autonómico o un presidente del Banco de España.

La proyección exterior de nuestro país, volver a ser fiables y creíbles en el mundo. Tenemos que aprovechar las oportunidades de la globalización para nuestra sociedad.

Pues esto sí que lo has bordado, Mariano. De hecho, nos hemos pasado de frenada, y hemos proyectado una imagen tan cojonuda que los guiris nos han comprado. Literalmente, a España te la han quitado de las manos. Jawohl, mein Schatz!

Sigo ojeando ya sin el más mínimo interés las promesas para el empleo, la vivienda, la energía, la economía (estas me hacen muchísima gracia, ahora que ni siquiera tenemos un ministro con plenas competencias en esta materia)€Ś

No, Mariano, no. Este texto tan majo que ahora solo sirve para la sodomía, debería ser un pacto de sangre, al menos, con tus votantes. Y si €œno puedes€, como has apuntado ayer mismo, lo único legítimo es marcharse acompañado por tu tropa de hienas mendicantes. Reconocerás que nadie te habría votado si hubieras dicho la verdad en noviembre de 2011. Pues ahora debes abandonar la casa€Ś

Recomiendo leer el cuento. Para refrescar la memoria, más que nada.

inda.jaus.tribu@gmail.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: