Inda jaus original

La cuarentena

Inda Jaus
Blog de Inda Jaus

La erótica del poder (I)

Hay políticos que no hay por dónde cogerlos: los miras y los remiras, les perdonas esos defectillos, rebuscas en ellos el tercer pie del gato€Ś y nada de nada. Son los 'cero grados Kelvin', no te ponen€Ś ni de mala leche.

Sin embargo, hay otros que tienen su 'puntito' o 'puntazo', según el caso. No hablo, en absoluto, de su signo político. Hablo de su tirón, de lo que transmiten cuando no hablan, de lo que se puede imaginar cuando entornas los ojos y les pegas un buen e indecente repaso de arriba abajo.

Y el honor de inaugurar esta serie se lo vamos a otorgar a nuestro recién estrenado alcalde, Alfonso Fernández Mañueco. Reconozco que en la facultad me daba un poquito de 'repelús'; era un chaval entre pavisoso y redicho que me aburría soberanamente cada vez que coincidíamos. Además me parecía que no tenía ni pizca de chispa; que el ingenio, o no lo apreciaba, o directamente es que no pillaba una€Ś En fin, una 'penica' de muchacho.

Pero los años y la cintura (o cinturilla) política hay que reconocer que le han sentado bien: el tío tiene buena planta y ese estilo a lo Príncipe de Asturias de factura charra que le hacen€Ś no s逦 apetecible. Llamadme loca si queréis, pero hay veces que me gustaría interrumpirle en alguno de sus perfectamente modulados discursos€Ś alborotarle el pelo€Ś cogerle suave pero firmemente de la barbilla€Ś y robarle un beso que le haga callarse.

Supongo que su inmaculado aire de chico de colegio mayor también le da alas a estos libidinosos impulsos imaginarios míos. Lo cierto es que el tío ha aprendido a sacarse partido. Sabe cuál es su sonrisa más seductora, su mirada más inteligente€Ś Es fácil imaginarlo en un furtivo encuentro, desplegando todo su encanto, aflojándose bruscamente la corbata mientras te engancha con fuerza por la cintura para apretarte contra él y dejarte a dos centímetros de su boca.

Claro que, en ese momento de mi ensoñación erótica, justo cuando debería empezar a susurrar palabras lujuriosas, todo salta por los aires al empezar a largar un 'speech' pesadísimo acerca de no sé qué propuestas interesantísimas que le ha comentado un amiguísimo que€Ś bla bla bla. Y vuelvo a ver al Mañueco que conocí en la facultad y que me daba como 'cosa'.

También hay que reconocer que tiene pinta de padrazo y devoto esposo. ÂżDevoto? Uhmmm€Ś sospecho que su señora es una chica con suerte€Ś Pienso en su mujer y me viene todo un barrido fotográfico de políticos patrios y 'patriochicos' que€Ś Tranquilos, mis niños, que en cuanto saque un ratillo para soñar, habrá tema para todos.

jaus.tribu@gmail.com" >inda.jaus.tribu@gmail.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: