Chemaok original

In Campo Veritas

Chema Díez
Blog de Chema Díez. Tribuna de Salamanca

Un brindis por los mejores vinos

Ser profeta en su tierra ha sido y sigue siendo el objetivo de las dos denominaciones existentes en la provincia de Salamanca: la Denominación de Origen (DO) Arribes y la Denominación de Origen Protegida (DOP) Vino de la Sierra de Salamanca. En plena vendimia y con una producción un poco menor que en 2010 pero con una uva de gran calidad encaran con optimismo un futuro muy complicado en un mercado saturado€Ś y con la crisis económica encima. Para variar.

No obstante, el trabajo de los técnicos, bodegueros, viticultores y representantes de las DO hace que los caldos de la provincia obtengan un gran reconocimiento en las ferias nacionales e internacionales, pero quizá en menor medida en Salamanca ciudad y provincia. ÂżPor qué? Pues porque siempre tendemos a pensar que es mejor lo de fuera que lo de casa.

Pasa en el fútbol: vende más Mourinho que Rafa Benítez; o Pepe que Albiol; o Khedira que Granero. Pasa en la política: parece que Francia, Alemania€Ś o EEUU siempre van por delante. Bueno, en esta ocasión es verdad. Y hay muchos casos más ya que siempre tendemos a menospreciar lo nuestro por tenerlo más cercano o porque España y los españoles somos así.

Pero está claro que los caldos de estas dos DO no tienen nada que envidiar a algunas de España y mucho menos al extranjero donde los vinos tienen una gran aceptación y se han hecho un gran hueco en un mercado tan saturado como éste. Por ello, la promoción de este producto en Salamanca, más que necesaria es imprescindible y fundamental aunque lo deseable sería que no hiciera falta hacer tanto hincapié en su consumo.

Por ello, el fin principal de estas marcas de calidad es que los hosteleros y demás profesionales de este sector ofrezcan a los salmantinos, turistas españoles y extranjeros en la carta de vinos, los caldos de la tierra y no de otras DO por muy buenos que sea, que lo son. Es más, las variedades de uva de Las Arribes y la Sierra de Francia tienen las características peculiares de unas zonas tan bellas como éstas que merece la pena visitar.

Por eso, también merece la pena probar sus vinos y darles la oportunidad de que no nos gusten, pero porque los hemos probado y no despreciarlos antes de haber podido degustarlos. Se merecen una oportunidad en Salamanca y no solo porque sean de la tierra, si no porque lo valen y hay mucho trabajo detrás de cada botella. Y eso al final se nota, y mucho. Desde aquí, lanzo un brindis por los mejores vinos€Ś

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: