Chemaok original

In Campo Veritas

Chema Díez
Blog de Chema Díez. Tribuna de Salamanca

La Diputación inicia un cambio de rumbo hacia€Ś Âżel lugar correcto?

La Lonja Provincial de Salamanca ha vivido una clara renovación en los vocales de las diferentes mesas que cada lunes debaten y fijan el precio de los diferentes sectores agroganaderos, de vital importancia para la economía de la provincia de Salamanca y también de Castilla y León.

El cambio no por anunciado dejaba de ser sorprendente por los miembros que serían señalados a dedo para abandonar las mesas por diferentes motivos: la edad, su distanciamiento de los sectores en el día a día, su €˜bajón€™ en la profesionalidad o las broncas que durante muchas semanas llevaban a las mesas.

Por eso, el cambio se hacía necesario y urgente después de cuatro años del nombramiento de estos vocales y en algunos aspectos la Diputación ha dado en el clavo, pero en otros no ha tomado cartas en el asunto, vaya usted a saber por qué. Así, de acuerdo con los Estatutos de la Lonja Agropecuaria, el 1 de abril se cumplen cuatro años de mandato de los miembros de las diferentes mesas y la institución provincial ha llevado a cabo una renovación de los vocales colocados por ella, porque los representantes de las Organizaciones Agrarias se pueden cambiar o no en diciembre, cuando haya elecciones a Cámara Agraria.

En total, la Comisión Gestora de la Lonja, presidida por el máximo mandatario de la Diputación, Javier Iglesias, ha decidido cambiar 57 de los 120 vocales impuestos por este organismo al considerar que ya habían cumplido su misión y agradeciendo los servicios prestados, eso ante todo.

Por eso, ahora la pregunta es si han acertado o no con la renovación de las mesas. La respuesta es tan sencilla como ambigua: sí y no.

Sí porque han retirado a gente impuesta por la anterior corporación que ni vendía animales, ni estaba cada día en el mercado de los diferentes sectores o, sencillamente, estaban jubilados, de lo que se deduce que poco podían aportar.

Es el caso de la mesa de ovino, donde han cambiado a un productor, Miguel Lucas y a cinco miembros del sector comprador (falta hacía), pero la tarea no está completa porque Julián Torres sigue en la mesa cuando carece de profesionalidad y de formas y cuenta a sus espaldas con muchos incidentes, demasiados para el que se considera profesional. Por eso, se (des)conocen los intereses de la Diputación por €˜retener€™ a este vocal en la mesa. Por los demás, €˜chapeau€™.

En la mesa de porcino, los cambios también eran lógicos aunque se podía haber metido un poco más la tijera e indagar en algunos de los miembros que a veces hacen más daño de lo que el sector se cree.

En la mesa de vacuno de vida, siguen todos con las excepciones de Salustiano Rodríguez y José Bonifacio en el sector productor y Julián García por parte de los tratantes, aunque quizá algún miembro más también €˜sobraba€™, pero la elección no es mala.

En el vacuno de carne no se ha €˜tocado€™ mucho porque la mesa funciona bastante bien y sus posiciones suelen estar muy cercanas cada semana aunque sí llama la atención el cambio de Fernando García del sector productor al comprador. Si no estaba en su sitio, Âżpor qué no se ha hecho antes? Y no es responsabilidad suya porque ha demostrado ser un buen profesional, y la culpa es de quién le colocó ahí.

Por último, en la mesa de cereales llama la atención la presencia del alcalde de Aldeatejada, Herminio Velasco, que en principio no contaba en las quinielas, según reconocieron fuentes del sector, incluidas de la Diputación, pero que ha entrado por parte del sector productor para defender de forma más agresiva junto a Valentín Rodríguez los intereses del sector de los cereales.

Precisamente en esta mesa es donde ha habido un mayor cambio en el sector comprador, donde solo permanecen Víctor Rodríguez, gerente de Copasa y Serafín Olea, fabricante de pienso, en lo que ha sido un acierto de la Diputación porque son la parte más moderada de la mesa y buenos profesionales.

No obstante, donde no se ha tocado es en el tema de la presidencia, y existen muchas voces críticas que apuntan a que el mal funcionamiento de algunas de las mesas se debe a la mala gestión de quiénes las conducen, según destacan algunos miembros de las mesas de la Lonja Provincial, pero si la Diputación no hace cambio será porque considera que su función es la adecuada.

Por ello, será el paso del tiempo el que decidirá si las decisiones han sido o no las correctas y el cambio de rumbo está claro y presente; ahora, lo que queda por demostrar es si ha sido para bien o por el contrario, la situación empeorará. De momento se han quitado de encima a algunos que no eran ni profesionales€Ś ahora queda observar el comportamiento de los que quedan y los que llegan de €˜novatos€™€Ś

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: