Chemaok original

In Campo Veritas

Chema Díez
Blog de Chema Díez. Tribuna de Salamanca

!Iniestaaaaa de mi vidaaaaaa!

Pido perdón, de antemano, por saltarme las reglas temáticas de este blog, pero estarán de acuerdo conmigo en que esta ocasión lo merece, y mucho. Aunque al fin y al cabo, todo tiene relación con el campo, el principal protagonista, aunque con sentidos diferentes.

Hace hoy justo un año, España se quitó de encima los complejos y demostró al mundo que no hay ni manos negras, ni mala suerte€Ś y desterró por fin la típica frase: €œEsto solo puede pasarle a España€. Millones de españoles y otros tantos de fuera de nuestras fronteras vivieron como suyo un triunfo histórico ante Holanda, que suponía la conquista, por vez primera en la historia, de un Campeonato del Mundo de Fútbol.

Todos fuimos por un segundo el pie de Casillas en la parada a Robben, la inteligencia de Del Bosque para gestionar el vestuario o el alma de Iniesta tras chutar a puerta y celebrar por todo lo alto un día inolvidable en el que los recuerdos salieron a flote en forma de lágrimas, esta vez de alegría. ÂżQuién no ha derramado alguna con la dedicatoria de Iniesta a Jarque tras el gol? ÂżO con el momento en el que Iker levantó la Copa del Mundo? ÂżO viendo las carreras de Pepe Reina para celebrar cada uno de los tantos anotados en el campeonato?

España inició su andadura a finales del mes de mayo de 2010, y durante todo ese tiempo hasta el 11 de julio de ese mismo año, el país olvidó la crisis, las ideas políticas, la mala gestión de un Gobierno ineficaz y multitud de desgracias más en busca de una válvula de escape a unos momentos delicados, algo que solo consigue el deporte y, más en concreto, el fútbol.

Aún se ponen los pelos como escarpias recordando todos los momentos de una victoria que ya quedará para la historia y que ha roto los moldes de lo establecido hasta ahora. Un año ha pasado ya desde aquella gesta, gracias a la que hemos visto a miles de personas aplaudiendo a Iniesta al ser sustituido en cualquier campo de España, olvidando así cualquier tipo de rivalidad. Ahora €˜solo€™ queda extrapolar esta actitud al resto de actuaciones. Complicado, Âżverdad?

Merece la pena ser español por cosas como ésta, por gestas que podremos contar a nuestros hijos o nietos y por recordar como si fuese ayer mismo el €˜archifamoso€™: €œIniestaaaa de mi vidaaaaa€ de Camacho, canto que pasará ya a la historia. España alcanzó el éxito y olvidó todos los fantasmas del pasado, de una historia negra que se olvidaron para llenar las calles de color €˜rojo esperanza€™ por algo histórico.

Por ello, cada 11 de julio debería ser ya fiesta nacional por algo más que merecido: CAMPEONES DEL MUNDO; Âżsuena bien, verdad?

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: