Chemaok original

In Campo Veritas

Chema Díez
Blog de Chema Díez. Tribuna de Salamanca

Aceptamos barco…

¿Se acuerdan del mítico anuncio de un juego de mesa que terminaba con: “Aceptamos barco como animal acuático”? Pues es precisamente un barco el que está salvando en esta partido al vacuno de carne, que acumula ya muchos meses de repetición y subida del precio gracias a la salida de ganado al exterior, ya que el mercado nacional no es que esté parado, es que está muerto.

Países como Líbano o Turquía se han convertido en el destino ideal del ganado procedente de Salamanca y de España durante los últimos meses, y que dure mucho tiempo porque el consumo en este país está más que desaparecido como consecuencia de una crisis que parece no haber hecho otra cosa que empezar. Por cierto, ¿dónde están los visionarios que auguraron una recuperación en 2010; y en 2011; y en 2012…? Así nos luce el pelo.

Por eso, los ganaderos de la provincia y del resto del país se agarran ‘a un barco ardiendo’ para conseguir una rentabilidad que de otro modo estaría completamente perdida. ¿Saben la caída que podría producirse en los precios de no venir más veces el barco? Quizá 0,40 o 0,50 euros de una sola tacada, quizá más, lo que significa que el sector sufriría un revés bastante considerable.

Pero por el momento, todo hace indicar que el barco llegará a Murcia a principios del mes de mayo con el objeto de cargar entre 2.000 y 2.500 animales más salvando la cabeza ante la escasez de animales. ¿Y por qué se los llevan de España? Porque tienen muy buena calidad pero también porque el precio es más barato que en el resto de Europa.

No obstante, la incógnita está en saber cuándo dejará de venir el barco a los puertos españoles y si los distintos operadores seguirán dispuestos a pagar estos precios durante mucho tiempo porque la situación económica mundial no es boyante, ni mucho menos. Tal es así, que desde el pasado mes de agosto, el precio de los animales tan solo ha cotizado una vez a la baja, el resto fueron subidas o repeticiones, dejando a las claras el buen momento de un sector que depende del exterior.

Esto es así porque los mataderos de la provincia de Salamanca y del resto de España matan mucho menos ganado vacuno que otros años y compran a un precio más bajo porque el consumo de este tipo de carne (como de otros muchos productos) se ha desplomado y va a tardar mucho en levantarse.

Por ello, los ganaderos y el resto de profesionales de este sector aceptan barco, vaya si lo aceptan ya que de él depende su futuro, que de desaparecer se produciría una estrepitosa caída que llevaría a muchos a cerras su explotación. A todo esto, ¿no decían que la crisis ya había pasado?

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: