Silueta felix fuente original

Ilusionados por la política

Félix de la Fuente

El Mediterráneo: de “mare nostrum” a cementerio de Europa

Mediterraneo naufragios africa detail

Alguien ha escrito estos días que Europa se está muriendo. Yo diría  más bien que a Europa la están, o la estamos, matando. Los 3.500 inmigrantes sepultados en las aguas de “nuestro mar” (en el momento de la publicación ya serán unos cuentos cientos más) están tiñendo de rojo el Mediterráneo y tiñendo de vergüenza a Europa,  demostrando, al mismo tiempo,  que nuestros políticos no tienen alma ni corazón.  Y si falla el corazón, estamos muertos.  

Pero Europa está viva. Ahí están los militantes de “Médicos sin fronteras”,  jugándose la vida  por salvar a unas “personas”, que son eso, personas, antes que inmigrantes o negros.  Esta es la verdadera Europa, no la Europa de nuestros políticos. Médicos sin fronteras está haciendo el trabajo que debería hacer la UE.

 

Sé que al abordar este tema me estoy lanzando a unas aguas profundas peligrosas, llenas de tópicos y de sentimientos egoístas y nacionalistas. Sé que es un tema muy complejo y difícil y no pretendo tener la solución ni dar lecciones. Pero también sé que los europeos tenemos cierta o quizás  bastante responsabilidad en todas las muertes que diariamente se producen muy cerca de nuestras costas. “Si acudimos  a salvar a todos estos inmigrantes que se encuentran en peligro en el Mediterráneo, se está produciendo el efecto llamada. Y, por tanto, hay que dejarlos que se las valgan ellos solitos”. Así piensa Europa y así nos lo venden.  Ni siquiera habrá gastos de enterramiento. La operación Tritón de la Unión Europea  en el Mediterráneo tiene por objeto defender las fronteras de la Unión, no el salvar a las personas en peligro. El Mediterráneo, que ha sido siempre un puente y un lazo de unión, lo estamos convirtiendo en un foso infranqueable que separa.

 

“No hay dinero para atender a tantos inmigrantes y refugiados”, se nos dice,  pero tenemos dinero para  construir todo tipos de vallas, muros, alambras, ejércitos ...que los impidan llegar a Europa,  cuando un 80% de ellos son refugiados y tienen derecho a ser acogidos, y cuando Europa, es decir nosotros,  tenemos obligación de acogerlos según la Convención sobre el estatuto de los refugiados. Sí, el 80 % aproximadamente de los inmigrantes que tratan de llegar a Europa son ciudadanos de países en guerra  (Siria, Iraq, Libia Eritrea, Yemen) y, por tanto, tienen derecho a asilo político. Y es una vergüenza que esas personas que tienen derecho a ser acogidas y podrían llegar con un gasto de 20 euros (desde Turquía a las islas griegas), tengan que pagar miles de euros a las mafias y jugarse la vida en la travesía, o, si no disponen de esas enormes cantidades de dinero, tienen que desplazarse hasta Libia, para jugarse la vida en tierra y en mar.  Por muchas trabas que se les pongan,  estas personas no se van a detener, pues la situación de su país es aún mucho peor. Las trabas que les está poniendo Europa lo único que consiguen es aumentar el porcentajes de los que mueren o desaparecen en el  Mediterráneo.  Si hay mafias que se dedican al comercio de personas, es porque hay muchas personas que están huyendo de la guerra y porque no pueden llegar  a Europa por la vía normal. Cuanto más difícil se lo ponga Europa, más mafias  y más muertes habrá.

 

No sé cual es la solución  más fácil o posible, pero lo que sí se es que las muertes del Mediterráneo  pesan en parte también sobre nuestras conciencias. ¿Qué diríamos si Francia hubiera cerrado las fronteras a los refugiados españoles durante y después de la guerra civil? Pues eso es lo que estamos haciendo actualmente.

 

Estoy excluyendo expresamente a los inmigrantes normales, pues este es otro caso diferente, aunque las circunstancias de éstos son con frecuencia similares a las de los refugiados

 

“Europa ya no puede recibir más inmigrantes”, se nos dice también.  Prescindiendo del hecho que en la mayoría de los casos no se trata de emigrantes sino de refugiados,  conviene recordar que  “El Líbano”, un país de 4 millones y medio de habitantes tiene más de un millón de refugiados de Siria, más los refugiados palestinos.  Tampoco podemos comparar el número de refugiados  de España con el número de Grecia y de Italia, y conviene que lo tengamos también presente. Son precisamente los países más golpeados por la crisis, los países que más esfuerzos están haciendo por resolver este problema.  La falta de solidaridad de los demás países de la Unión está mostrando  el lado más obscuro y más sórdido de la Unión Europea.

 

Pero conviene que nos preguntemos quién es la Unión Europea, porque es una evasiva muy barata decir la UE es Bruselas. Los políticos nacionales se excusan diciendo que la culpa la tiene Bruselas, lo mismo que para muchos políticos catalanes la culpa la tiene siempre Madrid. No, Bruselas tiene nombres y apellidos. Bruselas son, sobre todo,  los  jefes de gobierno y los ministros nacionales de los países miembros, y en este tema de la inmigración la competencia la tiene en muchos casos de forma exclusiva el Consejo de Ministros  y en otros casos el Consejo la comparte con el Parlamento Europeo,  que, ya sabemos,  no se molesta siquiera en responder ante los ciudadanos, que son quienes lo eligen, sino ante las cúpulas de sus partidos.

 

El Mediterráneo, este mar nuestro, se está convirtiendo en la tumba de miles de personas que intentan llegar a Europa huyendo de la guerra y de la miseria y puede convertirse también, por culpa de los gobernantes europeos, y por falta de corazón y de solidaridad, en el cementerio de ese proyecto todavía ilusionante que se llama Unión Europea.

 

Félix de la Fuente Pascual

Secretario de Acción Política de CILUS, Ciudadanos Libres Unidos

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: