Fernando rodriguez original original

Garrido is not Spain

Fernando Rodríguez
Blog de Fernando Rodríguez

Viernes 13

Yo no maldigo mi suerte porque periodista nací y aunque me ronde la muerte, sí tengo miedo a morir. Desarmado y cautivo el Estado español, los mercados y la Unión Europea han alcanzado sus últimos objetivos militares. El rescate ha comenzado. Si me quedaran uñas, me las comía enteras en espera del recortazo del viernes 13. Ríete tú de la cinematográfica saga de terror. Como no me quedan uñas, comenzaré por los padrastros.

Entre ustedes y yo, me encantan. Los padrastros, digo. Les he sacado, se lo juro, hasta sabor. Un día le escuché al gran Gila contar la historia de un hombre que se había comido entero padrastro a padrastro como quien pela una naranja de un solo trazo. A todo esto Âżqué parte del cuerpo humano será una madrastra si un padrastro es lo que es.

Si yo fuera gran almacén, que estoy en ello, haría una promoción de IVA reducido estos dos días, en vista del subidón subidón del viernes que viene. Si yo fuera funcionario me despediría de mi paga extra de Navidades, y, justo antes de echar a correr hacia adelante en ausencia de viento, escupiría hacia arriba en busca de algún responsable estafador. Si yo fuera parado€Ś lagarto, lagarto. Si yo fuera pensionista me iría a un hotel. Si yo fuera islandés€Ś !ay! si fuera islandés. Fernandurtur Rodrijezundsson me llamaría. Por fin, llevaría tarjetas mías encima. 

Veo a los mineros en marcha y mi solidaridad aflora. Veo declarando a los imputados por el desfalco del Banco de Valencia y aflora otra cosa que mi madre se enfadaría si supiera que su hijo la dice. Están muy engañadas las madres. No son las únicas. Algo le habrá sentado mal a mi hijo€Ś Ya saben, mentiras piadosas.

Lo he escrito alguna que otra vez, pero me viene al caso que ni pintado (ÂżDe qué color se pintan los casos?): Argentina, 2002. Aquí, opulencia, allí corralito. Yo estaba allí. Opulento como el gallo de corral. Un cartel gigante que decía: €œNos mean€Ś y la prensa dice que llueve€. Grandioso. La versión española, real como la vida misma, sería algo así como: €œNos mean€Ś y la prensa dice: una que llueve a mares, otra que hace un sol de justicia, otra que truena y, la menos leída, que hay nubes y claros con posibilidad de algún chaparrón disperso a media tarde€. Sería un letrero largo como larga es la desvergĂźenza de los ambiciosos desmedidos. A veces me gustaría ser ambicioso para ver mi medida. Otras, preferiría ser desmedido para comprobar hasta dónde llega mi ambición. Malos tiempos para ser minero y ver cómo acaban con tu vida los que hasta hace poco no tenían ningún problema en dártela. Malos tiempos para tener que contarlo y estar, por multiplérrimas razones, tan mal considerado.

 

DESAPUNTES

-Nos siguen provocando: Cuenta una parte de la prensa, por ejemplo http://www.20minutos.es/noticia/1328128/1/diputados/pisos/dieta/ , que 62 diputados con residencia en Madrid reciben una dieta de alojamiento. Friolera: Dícese de los 1.823 euros al mes que cada uno de ellos recauda por dormir y comer en la capital pese a tener casa por allí.

 -Preguntas retóricas: ÂżHay algo mejor para echarse una siesta que una etapa del Tour de Francia? ÂżHay alguien mejor para comentar ciclismo que el gran Perico Delgado?

 -Sólo para atléticos: Por favor, que al final donde decimos digo, digamos Diego.

 - Sólo para los más atléticos: Condena de 6.000 euros por comparar a un concejal con nuestro añorado Ujfalusi. Lo juro. http://www.ideal.es/agencias/20120710/mas-actualidad/andalucia/condena-6.000-euros-comparar-concejal_201207101708.html

 

CONTRA LA PARED

Quien ríe el último, ríe mejor. O al menos, eso dicen. La pintada captada en el sur de mi ciudad hace que me cuestione la naturaleza de la mejor sonrisa. Si tú sonríes y yo te sigo, Âżquién sonríe mejor?

 

MÚSICA PARA LLEVARSE A UNA ISLA DESIERTA O A CASTELLÓN

Ya ha pasado por esta bendita sección, pero ahora vuelve con más razón que nunca. El vídeo, ilegal of course, no es mío, pero alguna de las cabecitas que se ven cerca del escenario, sí que puede ser la de un servidor. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto en un concierto como en el que nos regalaron Jero Romero y sus formidables secuaces el pasado viernes en el fantástico Teatro Circo Price. Sonido compacto, racial, virtuoso y preclaro el de un tipo cuyo disco se grabó gracias a las aportaciones monetarias de sus seguidores. El mundo está cambiando y, hasta en algunos casos, me subo en él para hacerlo. 


Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: