Fernando rodriguez original original

Garrido is not Spain

Fernando Rodríguez
Blog de Fernando Rodríguez

Sobrevalorados

La primera vez que me llamaron inútil me bastó para librarme de la mili. Mi corte de pelo actual, veraniego, pasaría por el de un marine. Empieza agosto y confirmo que no es un mes, que es otra cosa, pero un mes, no. Me empiezo a aburrir y me da por hacer listas. Siempre me gustaron, las listas, digo. Para empezar, intentaré una de sobrevalorados. En diferentes ámbitos. En los que me dé la insuficiente inspiración que últimamente me asalta. Espero gorrazos. Si han de ser insultos, que lo sean, pero con semejante resultado al inútil de antes.

1. Música: Empezaré por Bowie, seguiré por Queen y acabaré por Leonard Cohen. Los aguanto más bien poco y su buena prensa sólo hace que me carguen más. Lo mejor que ha hecho Bowie en su vida es casarse con aquella modelo somalí, Imán creo que se llamaba. Un día vi la casa en la que nació Freddie Mercury en Zanzíbar y ahora es una tienda de souvenirs. A Cohen siempre le recordaré como Leonard ‘Coñen’, tío artístico, por cierto, de otro cargante de libro, Carlos ‘Coñi’, el de Revólver. Por cierto, como Dylan se descuide un pelín le meto en la lista. Entre los españoles, además, del ‘Coñi’, Manolo García, desde que es el penúltimo de la fila.

2. Fútbol: Si no fuera del Atleti, diría que Fernando Torres, pero nada más lejos de la realidad, aunque la historia de los atléticos sobrevalorados me daría para un libro entero. Me quedo, por supuesto, con Cristiano Ronaldo. Bueno es, sólo faltaba, pero compararlo con Messi es atropellar la inteligencia y matarla del golpe. Una listita de sobrevalorados actuales, así, más o menos, pues: Pepe, Bojan, Sergio Ramos, Mata, Diego Capel, Arbeloa…

3. Otros deportes: Durante años, y por culpa de la legión de aduladores profesionales que le rodean, Fernando Alonso militaba en esta particular lista de sobrevalorados. Un tiempo después, y pese a que el entorno que le profesa admiración indudable y eterna prosigue en su afán, le valoro enormemente. En todo caso, le sigo apreciando muchísimo más con casco que sin casco.

4. Literatura: No puedo leer casi nada de Pérez-Reverte pero porque no le aguanto. No se puede ser tan listo, pese a ser tan inmensamente rico.

5. Cine: Algunas películas de Lars Von Trier tienen cierta gracia, pero eso no da permiso para hacer todas las mamarrachadas que a uno se le pasen por la cabeza. Las últimas pelis de Almodóvar, o mejor, casi todas, salvo “Mujeres al borde un ataque de nervios”, “Todo sobre mi madre” y “Volver”, son pestiños de tomo y lomo. Por supuesto, también Woody Allen entra en esta lista. Últimamente le he pillado algo más su humor, pero la que más me ha gustado de sus películas, “Match Point”, dicen que es la más diferente de su filmografía.

6. Series de televisión: Seré criticado, pero venga, lo digo, “Los Simpson”. ¡Ah! y “Aída”, también.

7. Programas de televisión: Poco hay más sobrevalorado en este mundo que un documental de La 2.

8. Mujeres: Sobrevaloradas: las del tipo Elsa Pataky. Sara Carbonero, también.

9. Hombres: Venga va, me atrevo. Todos sobrevalorados menos, por lo que me dicen, Clooney. Lo puedo llegar a entender.

10. Toros: Obviamente, Enrique Ponce.

11. Políticos: Mi presidente, mi ex presidente y mi futuro presidente. Ahora bien, los más sobrevalorados, los nacionalistas, del uno al otro confín.

12. Economía: No hay nada más sobrevalorado en el mundo actual que la economía moderna. La prima de riesgo no descansa ni en agosto y la exageradísima relevancia de la Bolsa suena a cutre montaje televisivo.

13. Nuevas tecnologías: Me gusta perderme y conocer a gente preguntando dónde está tal o cual sitio. Ante la preocupante ignorancia que sufro frente a las maquinitas del futuro imperfecto, me quedo con el GPS como sobrevaloración cibernética.

14. Comida: Las mariscadas.

15. Bebida: El Red Bull.

16. Los coches: Todos.

17. Ciudad: Imagino que nadie se atreverá a sobrevalorar Castellón, Albacete, Ciudad Real o Badajoz. De las españolas tradicionalmente valoradas, no me encaja Valencia. De las extranjeras que conozco, si alguien se atrevió alguna vez a ensalzar, por ejemplo, Oslo o Liverpool, debería hacérselo mirar.

18. Mes: Diciembre, por aquello de las Navidades.

19. Medicamentos: El Paracetamol.

20. Periodistas: Casi todos.

21. Y, por supuesto: El dinero y el amor, que la salud nunca la valoraremos lo suficiente.

CONTRA LA PARED



Anda que no eran listos los antiguos que dejaron escrito lo siguiente en unos muros de la iglesia de San Julián: “Los que dan consejos ciertos a los vivos son los muertos”. Digno, por lo menos, de Iker Jiménez.

MÚSICA PARA LLEVARSE A UNA ISLA DESIERTA… O A CASTELLÓN


Ya habrá espacio más adelante para glosar la figura de los grandísimos The Waterboys y el gigante Mike Scott. Pero el reconocimiento de hoy es para una de las cinco mejores canciones de la historia de la música contemporánea. Atiende al nombre de “The whole of the moon” y me emociona cada vez que la escucho. Que la versión de Scott, solo con su piano y ante un público de lo más selecto, sirva para cerrar la presente entrega. Que la disfruten.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: