Fernando rodriguez original original

Garrido is not Spain

Fernando Rodríguez
Blog de Fernando Rodríguez

Sí sabe, no contesta

Llaman a la puerta. Toc-toc, con la mano como la propia onomatopeya indica. Me fío de mi novísima cocina de inducción al asesinato y salgo a abrir. Compruebo braguetas, acicalo cuatro pelos rebeldes que lloran en procesión a los múltiples colegas desaparecidos y miro la hora. Como no podía ser de otra manera, no espero a nadie. Nunca. Ni a nada. No tengo reloj. Desde hace décadas, más o menos desde que tengo uso horario. El móvil de última generación me dice que son las 14:52. Compruebo que el dato es completamente irrelevante pero me ha pillado pensando en la respuesta a la típica pregunta del juez de turno. ¿Qué estaba haciendo usted el pasado martes a las 14:52? Abrir la puerta, su señoría.

Toc-toc, insiste. ¿Por qué no llamará al timbre? ¿Quizá porque se le ha apagado la luz y duda si el interruptor de enfrente ilumina o despierta a mi vecina? La cocina de inducción comete el crimen anunciado y el agua de la pasta requiere mi presencia. ¡¡¡¡Voy!!!! Le digo a los dos. Apago y abro. Fuera, la más completa oscuridad. No veo a nadie. Amago cerrar pero una voz me lo impide. Hola. Y la luz se hace. ¿Puedo hacerle una pregunta? Dudo. Puede, concluyo. ¿Querría saber si es usted mayoría silenciosa? Me callo.

DESAPUNTES

- Atado y bien atado: Imperdible el texto de despedida de la buena de doña Soledad.



- Nuevamente Torrelodones: ¿Y si España fuera Torrelodones? http://www.sueldospublicos.com/texto-diario/mostrar/89562/y-si-espana-fuera-torrelodones

- Solo para atléticos: Por una vez en la vida, no me importaría que el Madrid ganara en el Nou Camp el domingo. Un ratito después, vencemos al gran Málaga y LÍDERES. Así como suena.

CONTRA LA PARED

Visto y leído en Twitter: Cuando el mensaje no dice lo que se quiere decir. Genial.



MÚSICA PARA LLEVARSE A UNA ISLA DESIERTA… O A CASTELLÓN



No sé si la voz del cantante de Manos de Topo es una de las mejores que he escuchado nunca o directamente la peor que mis expertos oídos, maqueados ya, han tenido el disgusto de sentir. Entre pinto y coloreo me ando, descubriendo una acepción desconocida del término grima, tan chirriante solo de pronunciarlo. Prueben, prueben. Digan grima conmigo. Grima, grima, grima. ¿A qué les sale una mueca de asco solo de decirla? Llevo un rato escuchando a Manos de Topo y ya la pronuncio con una sonrisa casi, casi, de oreja a oreja. Como pronunciamos habitualmente la palabra sonrisa. Prueben, prueben de nuevo. Verán.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: