Oscar sanchez original original

Frente al muro

Óscar Sánchez Alonso (UPyD)
Blog de Óscar Sánchez Alonso. UPyd Salamanca

Grandes palabras, ínfima vergĂźenza

€œUn buen escritor expresa grandes cosas con pequeñas palabras; a la inversa del mal escritor que dice cosas pequeñas con palabras grandiosas€. Ernesto Sábato así lo pensaba; y su obra es testimonio de tal pensamiento. La sencillez (nada que ver con lo simplón) puede ir acompañada de profundidad y rigor, de brillantez y hallazgo. Él es ejemplo de ello.

A los políticos bien se les podría aplicar la reflexión de Sábato. El mal político también recurre a las palabras grandilocuentes para expresar nimiedades, cuando no falsedad. El mal político comunica €œcosas pequeñas€ y mentiras ingentes; nadería soberbia y enmascaramiento superlativo. ÂżHaría falta poner ejemplos? Pues vinculados a un Gobierno que tuvimos (1 y 2), vinculados a un Gobierno que tenemos (3 y 4) y vinculado a un postulante que `quisiera ser tenido´ (5).

(1)€œEl Gobierno, y yo personalmente, ha autorizado contactos con el entorno del movimiento vasco€Ś de liberación€. Aznar (noviembre de 1998), incurriendo en unas lamentables declaraciones, comparables a esa infecta palabrería que ha rodeado el proceso de `PAZyclaudicación´ llevado a cabo en las legislaturas de Zapatero.

(2) €œSalen unos pequeños hilitos (hay cuatro, en concreto, los que se han visto); cuatro regueros solidificados, con aspecto de plastilina en estiramiento vertical€, apuntó Mariano Rajoy (diciembre de 2002), tras el hundimiento del Prestige. En esos momentos en los que el portavoz del Gobierno hablaba, se ha calculado que el petrolero estaría perdiendo como 125 toneladas de fuel al día, por las catorce grietas del casco. Pero en fin, tonelada arriba, tonelada abajo, está claro que el €œaspecto de plastilina€ puede ser compatible con el `cemento armado´.

(3)€œComo todo acontecimiento histórico necesita de sus símbolos, les sugiero que estén atentos al próximo acontecimiento histórico que se producirá en nuestro planeta€, blablablá, blablablá. Leire Pajín (junio de 2009) aludía a un laureado encuentro entre Obama y Zapatero que, mira por dónde, acabó por no producirse. Los eventos €œplanetarios€ los carga Belcebú.

(4)€œNo es momento de plantear nuevas medidas de empleo, porque las que hemos puesto en marcha necesitan madurar. (€Ś) La situación económica está teniendo algunos brotes verdes y hay que esperar a que crezcan. (€Ś) Esperemos unas semanas, y los veremos€. Elena Salgado (mayo de 2009), siendo vicepresidenta y ministra de Economía. Clavó el pronóstico. El circo estaba ya montado: le siguieron creciendo los brotes, le siguieron creciendo los verdores, le siguieron creciendo los parados.

(5) El quinto ejemplo, como no podría ser de otro modo, tiene que ver con ese señor que ha ganado las `primarias´ en el PSOE. Se trata de un candidato `esperanzador´, especialmente para los alienígenas que hubieran vivido ajenos a lo que ha ocurrido en la política española desde hace dos décadas. Entresacar alguna pincelada del discurso del sábado nunca haría justicia a ese canto a la hipocresía, a ese himno del populismo, a esa aria de la demagogia. El preboste Rubalcaba, por ejemplo, llegó a aludir a una reforma electoral para aumentar la proporcionalidad. Calló que Rosa Díez había llevado al Congreso tres iniciativas parlamentarias al respecto, y que él (como todo el engranaje bipartidista) había siempre votado en contra.

Pues eso. Cinco rápidos ejemplos, y podría realizarse un extenso corolario. En las filas PSOE-PP no todos son iguales, por supuesto. Pero en ese entramado hay dirigentes que se mueven bajo las mismas coordenadas. Nombres que aunque no tengan remedio, de rostro no andan escasos. Sus €œgrandes palabras€ son inversamente proporcionales€Ś a su vergĂźenza.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: