Oscar sanchez original original

Frente al muro

Óscar Sánchez Alonso (UPyD)
Blog de Óscar Sánchez Alonso. UPyd Salamanca

Austeri€Ś Âżqué?

El alcalde de Castellanos de Moriscos, del PP para más señas, se ha asignado un 'sueldecito' de 50.000 euros brutos anuales. Vaya, vaya. Los honorarios no parecen escasos. Ni en términos absolutos (honorarios superiores al de bastantes alcaldías en capitales de provincia) ni, por supuesto, en términos proporcionales (dado que Castellanos es una localidad de unos 1.800 habitantes€Ś la ratio sueldo/población brinda un jugosísimo balance).

La cosa resulta bastante bochornosa, especialmente si damos un paso más. Tras las elecciones, al PP se le ha llenado la boca con la palabra "austeridad". Los distintos discursos de investidura (Alcaldía, Diputación, presidencia de las Cortes, Junta€Ś) han insistido en el concepto. Los respectivos mandatarios (Mañueco, Iglesias, García Cirac, Herrera€Ś) han reiterado la receta.

La austeridad es imprescindible en la Administración, por supuesto que sí. Y no sólo en época de crisis, como algunos dicen. La austeridad es imprescindible en cualquier coyuntura, puesto que el dinero de todos requiere ser gastado con cautela; y porque de no ser así, siempre se estará cometiendo alguna injusticia. Aunque estuviésemos en la más boyante de las economías, los recursos públicos son limitados; y antes que el despilfarro, antes que las duplicidades, antes que el privilegio de la partitocracia, antes que el ombliguismo de los mandamases€Ś estoy seguro de que habrá parcelas presupuestarias y demandas ciudadanas donde los recursos pueden ser mejor empleados.

La austeridad encuentra muchos campos de acción (un día, con tiempo, podemos detallarlos). Entre ellos se encuentran las retribuciones de los cargos públicos. En el programa marco con el que UPyD concurrió a las elecciones autonómicas y municipales del pasado mayo, se contemplaba esta propuesta: €œEstablecer límites a la capacidad de fijar libremente el sueldo de alcaldes y concejales. Los sueldos se regirán por unos baremos que establecerían un máximo y un mínimo en función del tamaño de la población€.

El ejemplo de Castellanos de Moriscos evidencia lo acertado de esa propuesta. Y tal propuesta (la 106, ubicada en el apartado de 'Cargos públicos') evidencia a su vez dos cuestiones sobre las que ya hubo que insistir en campaña: (a) muchos temas de naturaleza nacional inciden en lo local (quienes creían que al ser unas elecciones municipales nunca se debía abordar la perspectiva nacional€Ś se equivocaban); (b) UPyD aspira a dar respuesta a problemáticas específicas de cada localidad, pero atreviéndose a mantener un mismo discurso en el conjunto del país. Es decir, para afrontar el saneamiento democrático que resulta cada vez más imprescindible, hace falta un auténtico y global proyecto regenerador: no la actitud de quienes van cambiando de palabrería en función de dónde hablen.

PP-PSOE, PSOE-PP hace tiempo que dejaron de tener una voz, para pasar a encarnar múltiples voceríos (incompatibles entre s퀦 e instrumentalizados a partir del afán electoralista). Los dos partidos mayoritarios (henchidos de 'responsabilidad') han renunciado al ideal ilustrado del universalismo, para quedarse con un cicatero planteamiento relativista. Ellos tienen sus razones, claro€Ś aunque no todas son compatibles con el interés general.

CODA 1: Desde UPyD enviamos el sábado una Nota de prensa denunciando el asunto del alcalde de Castellanos. Y denunciando la austeridad (!!de boquilla!!) que abanderaba el PP. Y denunciando la incomprensible abstención del PSOE en ese mismo Pleno. Algunos medios (como es el caso de Tribuna.net) tuvieron la amabilidad de hacerse eco de la Nota. Algunos otros, bien significativos, prefirieron ignorarla. El problema no es tanto que la voz de UPyD quede muchas veces silenciada. Lo más grave es que la información a la que tiene derecho la ciudadanía€Ś quede al arbitrio de si interesa o no a ciertas siglas.

CODA 2: Muchos no comprenden que Rubalcaba esté realizando 'precampaña', mientras aprovecha la información, los espacios, la notoriedad y los recursos a los que tiene acceso por ser ministro. Veo muy fundamentada la crítica. Es más, creo que Mañueco algo debiera decir al respecto. En su partido jamás habrían osado incurrir en una práctica similar. Él, como presidente del Comité Nacional de Derechos y Garantías, no lo habría consentido. Sería 'inimaginable' que un consejero de la Junta hubiera aprovechado prebendas de su cargo para hacer precampaña al Ayuntamiento de Salamanca. ÂżA que sí, don Alfonso? ÂżA que sería 'inimaginable'?

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: