Siluetaok original

¡Es tu derecho!

Teresa Jiménez Sastre

LA SUCESIÓN INTESTADA

Cuando una persona muere sin haber hecho testamento o éste no resulta válido es la ley la que determina las personas a las que deben atribuirse los bienes del fallecido.


Esta forma de sucesión recibe varios nombres: sucesión intestada o abintestato, sucesión legítima y sucesión legal.


La sucesión intestada viene a ser una especie de testamento hecho por la ley, bajo el supuesto de que el fallecido tendría la voluntad de atribuir sus bienes a las personas más próximas en parentesco.


Esta sucesión opera mediante una serie de llamamientos a la herencia de quienes sobreviven al causante (fallecido) en el momento de la muerte.


La preferencia para heredar viene dada por la proximidad del parentesco y el pariente más próximo excluye al más lejano.


Existen tres categorías de herederos legales: parientes consanguíneos, cónyuge y Estado.
Según nuestra legislación, el orden de llamamientos es el siguiente:


1º.- Descendientes más próximos en grado (hijos, nietos, biznietos…).
2º.- A falta de descendientes, los ascendientes con preferencia de los próximos a los más remotos (padres, abuelos, bisabuelos…).
3º.- En ausencia de los anteriores, el cónyuge viudo.
4º.- Hermanos y, en su defecto, sobrinos.
5º Resto de parientes colaterales hasta el cuarto grado.
6º.- El Estado.


La falta de testamento da lugar  a una serie de trámites para que los llamados sean declarados herederos. Dichos trámites son distintos según cuál sea el grado de parentesco:


1º.- En el caso de que los herederos sean descendientes, ascendientes o cónyuge es el notario del último domicilio del difunto el encargado de tramitar la declaración de herederos.
2º.-En los restantes casos la declaración de herederos compete al Juez, mediante una declaración que reviste la forma de Auto, debiendo justificarse:


a) Fallecimiento del causante (certificado de defunción).
b) Certificado del Registro General de Actos de Última Voluntad (este documento acredita la inexistencia de testamento del fallecido).
c) Parentesco con el causante.


Respecto a los derechos sucesorios entre las parejas de hecho o parejas estables, en la actualidad no existe una ley del Estado que se ocupe de esta cuestión.


No obstante, algunas Comunidades Autónomas que tienen un derecho civil foral o propio han abordado frecuentemente el tema atribuyendo derechos sucesorios a estas parejas (Cataluña, Baleares, Aragón y Navarra).


Teresa Jiménez, Abogada en ejercicio del I.C.A. de Ávila.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: