Emiliano tapia original

Entre barrios y exclusión

Emiliano Tapia
Del barrio, de narcotráfico, de instituciones y mucho más...

Los pueblos… ¡¡SE DEFIENDEN!!

Algunos han expresado, aunque no veo muy claro que con convencimiento,  que “los pueblos no se venden”; y quiero creer más bien que “los pueblos se defienden”. Tienen historia suficiente. Tienen riqueza suficiente. Tienen posibilidades suficientes. Tienen el derecho suficiente. Tienen la razón más que suficiente. Y, sobre todo, tienen la respuesta práctica y real a la más grave problemática del mundo y de los hombres y mujeres de la sociedad de hoy. Y esta respuesta es que hay tierra y alimentos para todas las personas.

Aquí no se puede vivir ¡Qué pena!

Me temo muy mucho que estamos metidos en una empresa tremendamente difícil, aunque posible de afrontar. Difícil porque hay un grupo importante de familias que están empeñadas en hacer que las cosas en el Barrio de Buenos Aires, sean así; no les interesa otra manera... 

Es un problema social

Parece que todos, vecinos e Instituciones, vamos comprendiendo que la problemática de barrios como el de Buenos Aires hay que situarla en el único contexto que la causa, y ésta es la de problemas sociales de hondo calado; en el ámbito de los derechos sociales fundamentales de las personas y en el de los grupos y colectivos que se ven implicados o que participan de negocios y actividades criminales como la del narcotráfico.

CÁRCEL: Represión y empobrecimiento

Muchas de las personas que por diversos motivos se mueven en torno al mundo de las cárceles actuales, han expresado frases como ésta: “en las cárceles españolas hay sobre todo personas pobres y enfermas”. 

Las vidas y las luchas de cada momento

Se nos presenta por delante una semana importante para muchas personas. Si estamos un poco atentos y atentas vamos a tener ocasión de tocar, de reflexionar y de compartir con otras personas y colectivos problemática de la que no solo no nos hemos ido, sino que nos afecta tan directamente que no podemos quedar ni en lo local, ni en lo global al margen de ella.

Saber dar respuesta a los empobrecidos

A estas alturas ya nadie tenemos dudas que el número de personas y de situaciones de empobrecimiento ha crecido de forma cuando menos preocupante, dolorosa y sin haber encontrado final de camino. Comida, vivienda, salud y educación, están siendo los ejes que de una manera o de otra, atraviesan las distintas situaciones a las que se ven avocadas personas, grupos o colectivos de diverso origen o procedencia.

ES EL MOMENTO (Para el barrio de Buenos Aires)

Después de varias semanas de problemas, de declaraciones, de asambleas y reuniones hay que mirar para adelante y saber acertar para aprovechar el momento y subirse al autobús que probablemente sea el último que nos conduzca a la realidad que buscamos. Estoy seguro que las acciones futuras van a requerir de una reflexión detenida, y por esta razón me sitúo, aquí, hoy, en clave de futuro con esta aportación.

Buenos Aires otra vez

A la gran mayoría de los vecinos del barrio de Buenos Aires no nos gustaría estar hablando aquí de estas cosas; todo cuanto nos molesta, nos duele y nos indigna es poco ante lo que una vez más ha sucedido. Cuando las armas aparecen, siempre se pierde la razón.

Alarma injustificada

En muchas ocasiones se pretende con ciertas noticias crear una inquietud, cuando menos, injustificada; probablemente la mayoría de las veces con algún otro interés al servicio del cual se actúa; sobre todo, a través de ciertos medios de comunicación.

Por otro modelo de vivir

En la sociedad de los últimos cincuenta años se ha dado legitimación en ella, a un modelo de vivir agresivo y violento; a un modelo de cárcel y de sistema penal punitivo y represivo; a un modelo de hacer barrios bajo un rígido control social. Y este modelo es necesario acabar con él antes de que su violencia, represión y control terminen con nuestra condición de personas, de ciudadanos, y de comunidad humana.