Roxana guiza silueta original

En mi onda

Rosana Güiza
Actualidad

Mil vidas no valen una pena íntegra

Etarras detail

Si levantaran la cabeza todos los asesinados por ETA llorarían de impotencia al ver que sus muertes no sirvieron para nada, ni si quiera para que sus asesinos cumplan sus penas íntegras.

Siempre intenté ponerme en sus lugares, en los de aquellos en los que el dolor y la impotencia debe ser tan grande que se te quitan hasta las ganas de venganza, pero es imposible llegar a sentir lo que ellos. Estas cosas parece que sólo le pasan a la gente buena, a la que no tiene odio ni rencor y no se venga haciendo pagar con la misma moneda.

 

Es la ley del más débil o del más fuerte, según se mire. Nunca fue una guerra porque sólo un bando mataba y lo hacía a traición. Un tiro en la nuca o una bomba lapa contra gente inocente a cambio de nada no es una guerra, es un absurdo. Es la manera que tiene el asesino de justificar su asesinato, su maldad y su demencia. Una lucha armada que no sirvió para nada, sólo para dejar huérfanos, viudas y dolor, mucho dolor.

 

Los que sobreviven lo hacen intentando ser felices, sin dejar de luchar por la injusticia, pero con el corazón roto al ver como una vida, mil vidas no valen una condena íntegra. Mientras su marido, hijo, padre o hermano cría malvas, los que les quitaron la vida salen a la calle gracias a decisiones judiciales. Al igual que robar, en este país sale muy barato matar. Pero lo es para los malos.

 

Siempre el malo es quién sale beneficiado. Si lo hace un bueno por error, tanto una cosa como la otra, robar o matar, para el bueno no hay piedad ni la habrá. Pero en este país parece que el malo siempre gana. Ahora gana ETA, otra vez. Celebran de nuevo la puesta en libertad de un sanguinario terrorista, como tantos otros que se han ido poniendo en libertad a lo largo de una serie de años.

 

 ¿Es la libertad de los asesinos el precio de la paz? ¿De qué sirven estas excarcelaciones si ETA aún no se ha disuelto, siguen en contacto los de dentro con los de fuera e incluso todavía se encuentran zulos con armas?

 

Si levantaran la cabeza todos los asesinados por ETA llorarían de impotencia al ver que sus muertes no sirvieron para nada, ni si quiera para que sus asesinos cumplan sus penas íntegras. Pero ellos no están y los que quedan aquí tienen que joderse viendo como el asesino de un familiar sale a la calle y disfruta de la vida que el privó a otra persona porque sí. Ni judicial ni políticamente reciben justicia las víctimas de ETA.

 

Y ahora encima ellos y la gente decente tenemos que aguantar como el político de moda tiende la mano y los presos de ETA muestran su apoyo a Podemos para lograr una excarcelación masiva. Pocos deben quedar ya en la cárcel y menos van a quedar con la ayuda del nuevo salvador de la política española.

 

Imposible ponerse en su lugar, en el lugar de aquel a quien le han matado a alguien. Si cualquiera siente impotencia ante estas medidas y ante tanta injusticia, ¿qué sentirán ellos, los hijos, los hermanos o los esposos de un asesinado? No poder ya confiar en los políticos ni en la justicia hace que la desesperación y la decepción sea brutal. Pero así es. Esta es la jodida España que tenemos y que no nos merecemos.   

Comentarios

Paquita 09/12/2014 09:57 #1
Asín son las cosas el que accrede siempre gana, si te atacan y tu das tu pierdes, es de locos,

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: