Blog autor

En las nubes

Almudena M. Vega

Eso es un buen proyecto de carrera

Una de las quejas más habituales de nuestros estudiantes es que no salen suficientemente preparados. Muchas titulaciones no cuentan con prácticas en empresa (Practicum) y sus estudiantes dependen únicamente de su proyecto fin de carrera (o fin de grado o como lo queráis llamar) para acercarse al mundo laboral. Y lo peor es que en muchos casos, esos proyectos son demasiado teóricos y/o demasiado poco prácticos.
Pues el otro día, charlando con un amigo, me comentó un proyecto de fin de carrera, de una universidad inglesa. Y me quedé sin palabras.

Esos chicos, y su tutor (hay que tener en cuenta que para llevar a cabo un proyecto de este tipo, hay que tener un tutor que motive y que apoye sin reservas) han conseguido crear un PC minúsculo, totalmente funcional cuyo precio de fabricación, si no recuerdo mal, no llegaba a los 50 euros. Obviamente, los compradores se agolpan a sus puertas. ¿Quién no compraría un ordenador por 5 o 10 veces menos de lo que valen actualmente? Exacto, todo el mundo.

Al parecer han decidido trabajar junto con una fundación sin ánimo de lucro, no quieren que se desvirtúe su logro por culpa del agresivo mercado.

¿Es o no es un buen proyecto de fin de carrera?

Sé que en España hay muy buenos proyectos, prácticos, útiles y bien encaminados al mundo laboral, pero, por desgracia, aún son la excepción (o eso creen los estudiantes).

Ojalá ejemplos como este nos impulse a todos: a los estudiantes, a no elegir el proyecto más fácil de la lista, a atreverse, a proponer; a los profesores, a aceptar los retos sin miedos ni reticencias, y a las empresas, a bucear entre nuestras facultades en vez de centrar el foco directamente en el extranjero.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: