Cabero original

En abierto

Enrique Cabero
Blog de Enrique Cabero. Portavoz de PSOE Salamanca

Nosotras que perdimos la paz

El Centro de Estudios Salmantinos ha organizado un ciclo de estudio y debate sobre la Guerra Civil española o, en fin, sobre la Guerra de España (1936-1939) con motivo del setenta y cinco aniversario de su terminación.

Han resultado especialmente interesantes las proyecciones de películas inolvidables, como “Caudillo” y “Canciones para después de una guerra”, de Basilio Martín Patino, o “El tiro de la plaza” y “Salamanca 1936, residencia oficial de Franco”, producidas por el Foro de la Memoria Histórica, y las reflexiones que han vuelto a  suscitar, así como las intervenciones de los ponentes (por cierto, aún queda para esta tarde, a las 20 horas, en el Aula Cultural de Caja Duero, de la mesa redonda que clausurará estas jornadas).

 

Casualmente, gracias a la amabilidad de su autora y de Miguel Elías Sánchez, buen amigo, he podido disfrutar estos días de la lectura del libro titulado “Nosotras que perdimos la paz”, de Llum Quiñonero, admirada historiadora, periodista, literata y feminista, editado por Foca en 2005 y distribuido conjuntamente con su documental “Mujeres del 36”, producido por TVE para “La noche temática” de La2.

 

El libro constituye, en palabras de la autora, “un particular camino, reconstruido décadas después de separación, de las generaciones que quedaron aisladas tras la guerra”. Pretende ser asimismo “un balcón al sol, un espacio pequeño más para restañar la herida del silencio, una llamada a explicar la propia historia, una invitación a escuchar y a preguntar, una tregua necesaria para sentir las historias que nos fueron negadas, los afanes que nos regatearon, los encuentros que no tuvimos”.

 

La coherencia y el valor de las protagonistas del libro y del documental, guiados por sus principios y claridad de ideas, también por convicciones y afectos, las convierten en referentes de la conquista de la libertad, la igualdad y, por ello, de la democracia. Las páginas escritas por Llum Quiñonero llegaron a la vez que las conversaciones mantenidas hace unos días en Salamanca con unas invitadas de honor, las Madres Unidas contra la Droga, y, por supuesto, empezaron a intercambiar pareceres en mi mente. Acababa de leer el libro “Para que no me olvides”, editado por Klinamen, presentado en la Facultad de Ciencias Sociales y en el Centro cívico del barrio de Buenos Aires, en el que se narran sus experiencias y reflexiones, con prólogo de Enrique de Castro.

 

Comienza la introducción de este libro afirmando que “Cuando ocurre un genocidio, es fundamental transmitirlo para que no pase desapercibido en los libros de historia y se contemple como una barbaridad humana, y evitando así que vuelva a repetirse”. Pues eso, buena semana para reflexionar y aprender.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: