Cabero original

En abierto

Enrique Cabero
Blog de Enrique Cabero. Portavoz de PSOE Salamanca

Ferias y fiestas de Salamanca

Ayer comenzaron las ferias y fiestas de la ciudad de Salamanca y así lo anunció José Antonio Hernández Sayagués con su excelente pregón. Espero y deseo que las ferias generen negocios y riqueza para Salamanca y su provincia. Asimismo, espero y deseo que las fiestas contribuyan a hacer ciudad desde la participación y la celebración individual y colectiva.

En bastantes ocasiones durante los días previos al 8 de septiembre me han solicitado valoraciones sobre el programa municipal de fiestas y, naturalmente, me parece oportuno manifestarlas en estas líneas ahora que ha iniciado. Se trata de un programa semejante al de años anteriores, con muy ligeras variaciones nacidas tal vez, no lo sé con certeza porque aún desconozco el presupuesto destinado, de la reducción de las partidas correspondientes a algunos de los contenidos habituales.

Considero que en el futuro, pensando ya en las fiestas del año próximo, deberían adoptarse decisiones para conseguir estos dos objetivos esenciales, que en el presente realmente suponen carencias:

1) La dotación a las fiestas de Salamanca de singularidades que les otorguen una personalidad claramente diferenciada de las de otras ciudades, principalmente, de nuestro entorno inmediato.

2) La elaboración del programa de manera participativa, creando desde el Ayuntamiento, directamente o desde la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura, entidad que en la actualidad gestiona esta materia, los procedimientos idóneos para el necesario cambio del método y del enfoque institucional al respecto.

Resulta conveniente, por el carácter de Salamanca como Ciudad de Cultura y por la extraordinaria relevancia del turismo cultural y de ocio en su actividad socioeconómica, que el programa de fiestas logre simultanear con acierto la atención de las preferencias de la ciudadanía salmantina, favoreciendo su participación en las actividades previstas, con la búsqueda de atractivos con el objeto de captar más visitantes, esto es, más personas que se trasladen desde otros lugares para compartir estos días con nosotros.

Parece indiscutido que el programa de fiestas, prácticamente sin retoques, podría convertirse en el de cualquier otra población. No profundiza lo suficiente, como antes indicaba, en remarcar las singularidades de Salamanca y aprovechar festiva, cultural y turísticamente sus rasgos más propios e interesantes, aquellos que contribuyen a definir su personalidad. Sé que no es sencillo acertar rápidamente y completar con éxito esta tarea, pero se convierte en una necesidad esforzarse por alcanzar este objetivo, pues dotar de una fuerte personalidad a nuestras fiestas redundará en beneficios para la ciudad y sus actividades empresariales básicas.

A la consecución de la meta recién expresada contribuirían sin duda los cambios en el procedimiento de elaboración del programa antes apuntados. Las fiestas han de ser participativas desde la fijación de su orientación y la confección de la programación. No basta para hablar efectivamente de participación preocuparse únicamente por ofrecer unos resultados de asistencia razonables tras la celebración de las fiestas.

El programa de fiestas es por naturaleza diferente de cualquier otro que se organice institucionalmente en la ciudad. Las fiestas patronales exigen, por constituir las fiestas de la ciudad, la participación de la ciudadanía. Por ello, para que unas fiestas sean participativas se requiere la participación real desde el origen. Se sabe bien que es así por la experiencia de decenios de otras ciudades. Tiene que contemplarse expresamente, entre otros aspectos, la presencia activa en este ámbito de las organizaciones ciudadanas, de las federaciones y asociaciones vecinales, como instrumento que posibilita la participación y, consiguientemente, la implicación, así como la presencia de los barrios en una celebración que hace ciudad.
!Felices ferias y fiestas!

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: